Hipertensión o diabetes. Dos problemas de salud que, en principio, parecen no tener relación alguna. Mientras el primero se caracteriza por un exceso de azúcar en sangre debido a la nula o escasa producción de insulina, el segundo consiste en la elevación de la presión en las arterias, a la que se vincula, entre otras causas, con un consumo elevado de sal y alimentos ricos en sodio.

Sin embargo, se ha comprobado que la mitad de los pacientes con la primera enfermedad (diabetes) también padecen de la segunda (hipertensión arterial). Entonces, para ellos la lista de alimentos que deben evitar o restringir es algo más extensa. Veamos las características básicas de cada una de estas dolencias.

La elevada presencia de azúcar (glucosa) en sangre debido a la nula o escasa producción de insulina, una hormona secretada por el páncreas define a la diabetes mellitus, que puede ser tipo 1 o 2. Mientras el tipo 1 (DM1) convierte a sus pacientes en insulinodependientes de por vida, el tipo 2 (DM2) admite fármacos por vía oral, para su control.

La hipertensión arterial (HTA) consiste en una elevación anormal de la presión sanguínea. Conocida como “asesino silencioso” porque no presenta síntomas durante muchos años, entre sus causas figuran la obesidad, el sedentarismo, el estrés y el consumo excesivo de alcohol y sal. En cualquiera de los casos, hay alimentos que debés evitar si tenés hipertensión o diabetes.

Hay que tener una alimentación saludable. Pero con poca carne. Y nada de manteca o fiambres.

Hay que tener una alimentación saludable. Pero con poca carne. Y nada de manteca o fiambres.

Hipertensión o diabetes: 12 alimentos para evitar

En un artículo publicado por la Federación Argentina de Diabetes (DAT), firmado por la doctora Marcela de la Plaza (MN 57.804), ella asegura que el diabético debe adaptar su alimentación para evitar los cambios bruscos del nivel de azúcar en sangre. Sin embargo, agrega, el azúcar de absorción rápida, la que se añade al café o al té, debe ser evitada a toda costa.

Desde la Mayo Clinic, en tanto, agregan que los hipertensos deben disminuir el consumo de sodio (alrededor del 40% de la sal de mesa). Una cucharadita de sal (aproximadamente, 5 g) equivale al total de sodio diario recomendado por la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial.

En resumen, para quienes sufren de DM2 y HTA, el listado de alimentos a evitar o consumir al mínimo se basa en el principio “menos azúcar y menos sodio”:                        

1. Dulces

Los alimentos con mucha azúcar, como las mermeladas, la miel y los caramelos, no solo elevan la cantidad de glucosa, sino que aportan grasas y favorecen el sobrepeso y la obesidad, asociada en casi nueve de cada diez casos de DM2 (diabetes tipo 2). Por suerte para ellos existen opciones reducidas en calorías o sin azúcar.

La miel y las mermeladas con azúcar no son buenas. Foto: @denicatessen

La miel y las mermeladas con azúcar no son buenas. Foto: @denicatessen

2. Licores

Como estas bebidas alcohólicas tienen azúcar agregada no se recomiendan para los diabéticos. De igual forma, estos deben evitar o al menos restringir otras bebidas alcohólicas porque, en general, aportan bastantes calorías y perjudican la producción de glucosa en el hígado.

Licor de huevo. No se recomienda para los diabéticos.

Licor de huevo. No se recomienda para los diabéticos.

3. Frutas con mucha azúcar

Aunque las frutas están permitidas (son fuente de azúcar natural), hay que evitar algunas de ellas, como higos, ciruelas y las envasadas en almíbar. También, si están muy maduras.

Frutos prohibidos. Ciruelas, tanto como el higo y las que tienen almibar.

Frutos prohibidos. Ciruelas, tanto como el higo y las que tienen almibar.

4. Harinas refinadas

Como los carbohidratos contribuyen a la producción de glucosa, hay que evitarlos. Como regla general, poco y nada de facturas, pizza y pan blanco.

El mate si. Pero las facturas, imposible si se cuida la salud.

El mate si. Pero las facturas, imposible si se cuida la salud.

5. Alimentos con alto contenido en grasas

Hay muchos alimentos con altos contenidos en grasas. Y aunque algunos son muy beneficiosos para la dieta (los pescados de mar profundo o los frutos secos, por caso), lo cierto es que hay una lista de super prohibidos para diabéticos e hipertensos. Y esa lista la encabezan las papas fritas, los snacks, las empanadas y los productos con manteca.

Papas fritas. En lo alto del ranking de lo prohibido.

Papas fritas. En lo alto del ranking de lo prohibido.

6. Grasas de origen animal

La médica no aconseja eliminar del todo la carne vacuna o el queso, pero sí disminuir su consumo. En el caso de los hipertensos, los quesos duros, que tienen mucho sodio, no están permitidos. Y siempre es mejor acostumbrarse a las versiones descremadas de los lácteos.

Quesos duros. Mucho sodio, afecta a los hipertensos.

Quesos duros. Mucho sodio, afecta a los hipertensos.

7. Gaseosas y jugos envasados

Aquí entran las bebidas cola y los jugos, salvo que, en la etiqueta quede claro que no tienen azúcar. Pero lo mejor es no correr riesgos. No solo contienen mucho azúcar. Sino que también hay una relación entre el consumo de estas bebidas y el aumento de la presión arterial. Por otro lado, en exceso, son fuente histórica de incremento del sobrepeso y la obesidad.

Las bebidas colas y los jugos son muy perjudiciales para hipertensos y diabéticos.

Las bebidas colas y los jugos son muy perjudiciales para hipertensos y diabéticos.

8. Bebidas dietéticas

Son menos perjudiciales que las bebidas azucaradas porque los edulcorantes artificiales no tienen azúcar natural, sino que derivan de sintéticos (como la sacarina y el aspartamo) o de sustancias naturales como el esteviol, que sale de la planta de Stevia. Pero hoy muchos trabajos discuten que estas bebidas carezcan de riesgo. Se aconseja consumirlas con moderación porque el edulcorante también suele contener sodio.

Los edulcorantes suelen tener sodio, que es malo para la hipertensión.

Los edulcorantes suelen tener sodio, que es malo para la hipertensión.

9. Salsas artificiales

Estamos acostumbrados desde pequeños al trío: mayonesa, mostaza, kétchup. Y en los últimos años, está de moda la salsa de soja. Todas son muy altas en sodio. Y sus endulzantes químicos no son aptos para diabéticos. De ser posible, también evitar las salsas de tomate envasadas. Nada más saludable que una buena salsa de tomate echa en casa.

Aderezos. Muy altos en sodio. También son perjudiciales para los diabéticos.

Aderezos. Muy altos en sodio. También son perjudiciales para los diabéticos.

10. Lácteos enteros

Hay que evitar alimentos que parecen menos perjudiciales, como la manteca y la crema de leche, entre otros, por sus altos contenidos de grasas. Igualmente, dentro de los lácteos, están prohibidos los quesos duros duros por su alto contenido en sodio que impacta en los hipertensos. Incluso no son aconsejables los semiduros. Hay que acostumbrar el paladar a las opciones descremadas de lácteos, que las hay y sabrosas.

Evitar los lácteos enteros como la manteca y la crema de leche. Buscar opciones descremadas.

Evitar los lácteos enteros como la manteca y la crema de leche. Buscar opciones descremadas.

11. Embutidos

Los fiambres aportan sal y grasas saturadas. Entonces, pueden afectar no solo a quienes tienen hipertensión arterial (HTA) sino también a quienes hacen dieta como un complemento de los fármacos para la Diabetes tipo 2 (DM2).

Ricos pero prohibidos. Mucha sal y grasas saturadas.

Ricos pero prohibidos. Mucha sal y grasas saturadas.

12. Enlatados

Como el atún o la caballa tienen agregado de sodio (una lata de 170 g tiene 118 mg) tampoco son recomendables para los hipertensos, aunque su consumo favorece a los diabéticos. Muchas de las latas que se consumen en un supermercado tienen sodio agregado. Hay que aprender a leer las etiquetas con su valor nutricional.

Las latas de atún son malas para los hipertensos por el exceso de sodio.

Las latas de atún son malas para los hipertensos por el exceso de sodio.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí