Las causas de la caída del pelo son muchas y están vinculadas con el estrés, una dieta desequilibrada, el uso excesivo del secador o de la «planchita», enfermedades tiroideas, la herencia genética y, por supuesto, el envejecimiento. Soluciones hay muchas, pero aquí presentamos seis remedios caseros para la caída del cabello.

Perdemos cabellos todo el tiempo, tanto como unos 150 al día. Pero esto no debería preocuparnos porque tenemos unos 100.000 en la cabeza y estos se renuevan dos veces al año.

Sin embargo, en algún momento de nuestras vidas, la pérdida se acelera y también aumenta el temor de quedarnos con el cuero cabelludo al descubierto.

La caída del pelo

Antes que nada, recordemos que el pelo nace en la dermis, la capa de piel ubicada justo debajo de la epidermis (el estrato superficial). Y que la alopecia, o calvicie, es más frecuente entre los hombres.

El Manual Merck (libro médico sobre enfermedades y tratamientos) detalla que la calvicie de distribución masculina depende de la presencia de ciertas hormonas (andrógenos) y, aunque está relacionada con la vejez, puede comenzar a cualquier edad.

La calvicie es más frecuente entre los hombres y las causas son multifactoriales.

La calvicie es más frecuente entre los hombres y las causas son multifactoriales.

La de distribución femenina produce el aclaramiento del cabello en la frente, los laterales o la coronilla, pero es poco probable que se traduzca en una pérdida total del cabello.

Una enfermedad grave puede producir alopecia tóxica. En este caso, el pelo suele caerse tres o cuatro meses después de padecer la enfermedad y vuelve a crecer. La alopecia areata consiste en una pérdida de pelo en una zona concreta y la persona también recupera el cabello.

En cuanto a los tratamientos, cabe recordar que existen algunos fármacos, como el minoxidil, un vasodilatador cuya efectividad va del 30 al 60% en tratamientos que duran medio año o el tinasteride, que no resulta demasiado eficaz en mayores de 60 años y que tiene efectos secundarios como la disminución del deseo sexual.

En las farmacias y perfumerías también encontraremos «shampoos anticaída» que, conviene aclararlo, no actúan sobre la raíz folicular, lo que disminuye su eficacia. En cambio, mantienen el cuero cabelludo en buenas condiciones y controlan la seborrea. El trasplante capilar y los tratamientos con láser son otras de las opciones disponibles.

Los ciclos hormonales y metabólicos se reflejan en el crecimiento y la caída del cabello.

Los ciclos hormonales y metabólicos se reflejan en el crecimiento y la caída del cabello.

Ahora sí, vayamos a los tratamientos naturales.

Seis remedios caseros para la caída del cabello

1. Té verde. Este antioxidante natural, rico en vitaminas A, B2 y C, además de zinc, resulta eficaz para disminuir la acción de la DHT (dihidrotestosterona), que perjudica a los folículos. Hay que preparar una taza de té verde, dejarlo enfriar y aplicar como si fuera un tónico, dos veces por semana.

2. Aloe vera. Esta suculenta de la familia Asphodelaceae fortalece el cabello gracias a sus enzimas y antioxidantes, y es un tratamiento preventivo. Primero hay que lavar el pelo, cortar una hoja de aloe vera al medio, quitarle la pulpa y con ella frotar con suavidad sobre el nacimiento del cabello durante unos 15 minutos. Dejar secar y enjuagar.

El Aloe vera, con enzimas y antioxidantes, fortalece el cabello. Es un buen preventivo.

El Aloe vera, con enzimas y antioxidantes, fortalece el cabello. Es un buen preventivo.

3. Aceites. Los de almendra, de oliva o de romero son buenos aliados. Solo hay que aplicar unas gotas sobre el cuero cabelludo y masajearlo con suavidad durante unos 20 minutos antes de enjuagar. Se recomienda aplicarlos cada dos días. En el caso del aceite de romero, otra posibilidad consiste en mezclarlo con el champú.

4. Clara de huevo. La albúmina fortalece los folículos pilosos y las hebras débiles. La aplicación consiste en frotar cuatro claras sobre el cuero cabelludo con movimientos circulares. Dejar actuar media hora y enjuagar bien.

5. Jugo de remolacha. Rico en proteínas, potasio, fósforo, calcio y vitaminas B y C, es otro benefactor del cabello. Triturar hojas de remolacha y mezclar con un poco de henna para formar una pasta. Aplicar sobre el cuero cabelludo, dejar actuar unos 20 minutos y enjuagar muy bien.

6. Jugo de cebolla. Su efectividad contra la alopecia areata fue comprobada científicamente. Aplicar el jugo de una cebolla durante media hora y luego lavar bien. Repetir dos veces por semana, cada tres meses.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí