Desde su reintroducción en 1980, el dengue viene causando brotes y epidemias de manera cíclica en la región. Tras dos años de baja incidencia, hace 5 meses la Organización Panamericana de la Salud (OPS) instaba a estar listos para dar respuesta oportuna ante posibles brotes que ya son una realidad en diferentes países limítrofes y se convierten en una amenaza para Argentina. No obstante, el ministro de Salud Ginés González García afirmó que en el país la situación «está controlada», aunque se mantiene la «alerta máxima».

Es que en lo que va de 2020, Paraguay ya reportó 8.000 casos -entre ellos, hoy, el de su presidente, Mario Abdo Benítez-, Brasil también afronta una epidemia con más de la mitad de sus estados bajo alerta y más de 2 millones de casos el año pasado y Bolivia también registra un aumento en sus reportes.

Respecto de la situación nacional, en diálogo con Radio con Vos, González García dijo que «la provincia que más casos tiene es Misiones, con 23 confirmados» y agregó que mantienen una «vigilancia extrema».

El ministro de Salud enfatizó la importancia de no haber tenido ningún caso grave de la «forma viral hemorrágica» (dengue grave), y aseguró que «estamos con alerta máxima por el dengue y el sarampión, las dos cuestiones epidemiológicas que nos preocupan son esas».

Mirá también

Reconoció que la epidemia «es un tema regional» que en la actualidad afecta principalmente a Brasil y Paraguay. En ese sentido, dijo que en nuestro país «tenemos todos los mecanismos de alerta en control epidemiológicos» y señaló que están trabajando «con todos los equipos nacionales y provinciales para tratar de disminuir la cantidad de mosquitos».

El viernes 10, González García se reunió en Iguazú con sus pares provinciales de Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones -las zonas con mayor circulación- para fortalecer la estrategia destinada a evitar enfermedades transmitidas por el mosquito.

Mirá también

Durante la reunión, los ministros de las provincias de Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones acordaron fortalecer la prevención del dengue a partir del trabajo en territorio orientado a la eliminación de los criaderos del mosquito Aedes aegypti que transmite el virus; la vigilancia epidemiológica, el control de los casos y las campañas de difusión para prevenir la enfermedad.

Las provincias del noreste se caracterizan por el intercambio comercial y turístico con países limítrofes como Brasil y Paraguay y con otras provincias, y más aún durante las vacaciones de verano.

Según el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud, desde la semana epidemiológica 31 de 2019 hasta el 29 de diciembre se registraron 19 casos de dengue sin antecedentes de viaje: 18 en Misiones y 1 en Ciudad de Buenos Aires. Además, se registraron 10 casos probables distribuidos en las provincias de Buenos Aires (4), Chaco (3) y CABA (3). En el mismo período se registraron 25 casos importados: 15 confirmados y 10 probables entre Buenos Aires (7), CABA (11), Córdoba (1), Entre Ríos (1), Santa Fe (3), Jujuy (1) y Mendoza (1) fueron detectados entre las SE 31 a 49.

En tanto, en 2019 se registraron en la región casi 3 millones de casos de dengue, de los cuales 2,1 millón correspondieron a Brasil, 13.302 a Bolivia, 10.933 a Paraguay y 3.209 a Argentina; 27.164 con criterio de dengue grave y 1.372 muertes. Los 4 países registraron más casos de dengue que en los dos años precedentes, y en el caso particular de Brasil notificó el mayor número de casos de la historia.

Medidas para la prevención del dengue

Las tareas para evitar la enfermedad del dengue consisten en evitar que haya criaderos de mosquitos en las viviendas y alrededores a través de la eliminación de recipientes que no se usan y puedan acumular agua. También es importante dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior como baldes, palanganas y tambores; cambiar el agua de los bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia; tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua; mantener los jardines desmalezados y limpiar las canaletas y desagües de los techos.

También se recomienda usar repelentes, vestir ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre; colocar mosquiteros en puertas y ventanas; proteger cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras y utilizar repelentes ambientales como tabletas y espirales.

Mirá también

Síntomas

Los síntomas más comunes son fiebre elevada (40 °C), dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, y dolores articulares y musculares; mientras que los signos de alarma del dengue, que demandan atención médica urgente, son dolor abdominal intenso, vómitos persistentes, respiración acelerada, hemorragias de las mucosas, fatiga, irritabilidad y presencia de sangre en el vómito.

No hay tratamiento específico para el dengue (ni para el dengue grave), pero la detección oportuna, el acceso a la asistencia médica y el manejo adecuado del paciente enfermo disminuyen las complicaciones y la progresión de la enfermedad hacia la gravedad. La muerte por dengue es casi siempre evitable.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí