El presidente, explicando los resultados de las primeras etapas de la cuarentena
El presidente, explicando los resultados de las primeras etapas de la cuarentena

El presidente Alberto Fernández anunció anoche el inicio de una nueva etapa de cuarentena, con la prioridad siempre puesta en minimizar los riesgos de transmisión del coronavirus pero buscando también empezar a recuperar actividades económicas.

Al respecto, señaló que en la misma jornada había estado reunido con el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el presidente del BCRA, Miguel Pesce, trabajando en un plan para que cuando pase la pandemia la economía pueda recuperarse lo más pronto posible.

“Muchos argentinos necesitan volver a su vida habitual y a ganarse el sustento”, señalo Fernández. “La Argentina ya venía golpeada, pero la pandemia golpeó a la economía del mundo”.

Por eso, y en función de los resultados de contención de la transmisión del virus que expuso inicialmente, el presidente anunció el comienzo de una etapa de mayor movilidad en las localidades de menor densidad de población, a partir de un límite estricto: deben ser en cualquier caso aglomeraciones urbanas de menos de 500.000 habitantes. Los conglomerados urbanos, había precisado antes el presidente, representan el 47 % de los casos de contagio.

Según el Indec, los aglomerados urbanos de la Argentina con más de 500.000 habitantes son la Ciudad de Buenos Aires, el Gran Buenos Aires, el Gran La Plata, Mar del Plata, Gran Córdoba, Gran Mendoza, Salta, Gran San Juan, Gran Rosario, Gran Santa Fe y Gran Tucumán-Tafí del Valle.

Los aglomerados urbanos de la Argentina con más de 500.000 habitantes son la Ciudad de Buenos Aires, el Gran Buenos Aires, el Gran La Plata, Mar del Plata, Gran Córdoba, Gran Mendoza, Salta, Gran San Juan, Gran Rosario, Gran Santa Fe y Gran Tucumán-Tafí del Valle.

Aunque reconoció los costos de la cuarentena y la necesidad de muchos argentinos de volver a su vida cotidiana y a la actividad económica “para ganarse el sustento”, el presidente también advirtió que la nueva etapa implicará mayores riesgos de contagio y pidió que población mantenga conductas responsables, como el uso de barbijos al circular en lugares públicos, el mantenimiento de la “distancia social”, el seguimiento de rutinas de limpieza e higiene y la minimización del uso del transporte público.

Según precisó el mandatario, la primera etapa de la cuarentena significó el confinamiento en sus domicilios del 90% de la población, proporción que se redujo luego al 75% y que se reducirá al 50% a partir del lunes.

En un momento de su exposición, identificó como los distritos más afectados en términos epidemiológicos a la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, hasta el tercer cordón del conurbano bonaerense, Santa Fe, Córdoba, Chaco, Tierra del Fuego y Río Negro.

En las provincias

El presidente en una de las reuniones virtuales que mantuvo con los gobernadores
El presidente en una de las reuniones virtuales que mantuvo con los gobernadores

Fue allí que anunció que a partir del lunes las localidades de menos de 500.000 habitantes o que no integren aglomeraciones urbanas superiores a ese umbral poblacional podrán volver a la actividad siguiendo protocolos diseñados por los gobiernos provinciales y a condición de que se verifiquen 5 requisitos:

1- Que el tiempo de duplicación del número de contagios sea mayor a 15 días

2– Que el sistema sanitario de la localidad o provincia esté adecuadamente preparado

3- Que se verifique una baja densidad poblacional y no sean poblaciones vulnerables por pobreza y condiciones de vivienda

4- Que las autoridades provinciales garanticen que ninguna apertura implica la movilización de más del 50% de la población.

5- Y que la localidad habilitada no tenga “transmisión comunitaria”.

El presidente aclaró que los gobiernos provinciales deberán informar constantemente al gobierno sobre la implementación y evolución, en términos de resultados, de estos procesos de mayor movilidad de la población, pero aclaró que si los números se desbordan y algunas de las cinco exigencias no se verifica, el gobierno revocará el permiso a la provincia y se volverá a la “cuarentena administrada” por la Nación.

La nueva etapa, sin embargo, seguirá excluyendo el reinicio de clases “presenciales” en los niveles primario, secundario y terciario, sin actividad en la administración pública, sin actividades recreativas (bares, restaurantes) y sin espectáculos (teatros, cines).

El presidente reiteró que quiere evitar el “falso dilema” entre Salud y Economía y señaló a propósito de eso: “prefiero que una fábrica no trabaje porque sus empleados están en cuarentena y no porque están todos enfermos».

En su discurso, el mandatario también anunció que a partir del lunes se permitirán las salidas de hasta una hora diaria para los chicos, acompañados de algún adulto, hasta 500 metros de distancia del domicilio, pero no para realizar actividades físicas, porque la actividad física, señaló, “favorece la transmisión del virus”. Este tipo de salidas estará permitido en todo el país.

Seguí leyendo:

Juan Nápoli, del Banco de Valores: “La negociación de la deuda es fácil de arreglar y no es algo muy costoso para el país”

El campo se pronunció a favor de seguir en el Mercosur y pedirá una reunión urgente con Felipe Solá

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí