BERLÍN, 16 feb (Reuters) – Alemania no debe precipitarse en la reapertura de su economía y arriesgarse a una nueva ola de contagios por el coronavirus, declaró el martes el ministro de Economía, Peter Altmaier, antes de reunirse con grupos de presión del sector empresarial.

«Las empresas no pueden prosperar si se genera una tercera ola de contagios», declaró Altmaier a la televisión alemana.

El ministro reconoció que muchas empresas están desesperadas por que se ponga fin al confinamiento actual, pero afirmó que Alemania está actuando con precaución por temor a nuevas variantes del coronavirus en los países vecinos.

Altmaier se reunirá el martes con 40 grupos industriales, entre los que figuran representantes de los comerciantes minoristas y de los sectores del turismo y la hostelería, que buscan un plan concreto para abrir sus puertas el 7 de marzo, cuando se levante el confinamiento actual.

Los líderes alemanes acordaron la semana pasada restringir el umbral hacia una reapertura gradual de la economía, fijando como objetivo una tasa de contagio inferior a 35 nuevos casos por cada 100.000 personas en siete días, frente a los 50 del objetivo anterior.

El número de nuevos contagios diarios en Alemania ha ido disminuyendo en las últimas semanas hasta situarse en 3.856 el martes, lo que supone una incidencia nacional de 59 casos por cada 100.000.

(Información de Emma Thomasson, editado por Kirsti Knolle, traducido por Flora Gómez en la redacción de Gdansk)

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí