(Foto: Franco Fafasuli)
(Foto: Franco Fafasuli) (Franco Fafasuli/)

Luego de establecer la cuarentena obligatoria, que comenzó a las 0 del viernes pasado, el Gobierno se encuentra abocado a ir endureciendo los controles cada vez más, para asegurar que la población cumpla con el aislamiento social preventivo a raíz de la propagación del coronavirus.

En esa dirección y como consecuencia de la gran cantidad conductores que no pudieron justificar su circulación por la vía pública, el Ministerio de Transporte oficializó “el modelo de certificación de afectación a actividades y servicios declarados esenciales” que a partir de ahora deberán llevar “las personas afectadas a las actividades y servicios de transporte público de pasajeros, de mercaderías, petróleo, combustibles y gas licuado de petróleo, transporte de residuos sólidos urbanos, peligrosos y patogénicos, transporte y distribución de combustibles líquidos, petróleo y gas, transporte de caudales, distribución de paquetería, actividades impostergables de comercio exterior y actividades vinculadas con la distribución agropecuaria y de pesca”.

De esta manera, además de aprobar el modelo de Declaración Jurada, la Resolución 74/2020 publicada este miércoles en el Boletín Oficial recomendó a los transportistas su utilización “para la acreditación de la situación fáctica de excepción al aislamiento social, preventivo y obligatorio y de la prohibición de circular por ser transportistas ante las autoridades nacionales, provinciales, de la Ciudad de Buenos Aires o municipales que lo requieran”.

Entre los considerandos de la Resolución establecida por el Ministerio de Transporte, se recordó que las medidas de aislamiento y distanciamiento social cumplen un “rol de vital importancia para hacer frente a la situación epidemiológica y mitigar el impacto sanitario del nuevo coronavirus (COVID-19)”.

Por otra parte, se hizo mención a que las regulaciones que se dicten deben partir del principio que reconoce “la buena fe del ciudadano, permitiéndole justificar a través de declaraciones juradas situaciones fácticas que deban acreditarse ante los organismos del Sector Público Nacional”.

Teniendo en cuenta que “la atención de las actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia constituye una situación fáctica que debe acreditarse ante organismos del Sector Público Nacional para su desarrollo, resulta conveniente la aprobación de un modelo de certificación de afectación a actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia”, se justificó.

Por su parte, con la misma intención de controlar a los distintos vehículos que circulan por las calles, el Gobierno porteño dispuso ayer por la tarde el cierre de 56 accesos a la Ciudad de Buenos Aires con vallas y efectivos policiales controlando permanentemente que puedan habilitar el tránsito en caso de una emergencia comprobable. “Tenemos que seguir trabajando para que cada vez haya menos gente en la calle y solo circulen los que deben hacerlo”, expresó el vicejefe de gobierno, Diego Santilli.

En efecto, el operativo anula el paso en 56 bocas de acceso a la Capital Federal de distintas comunas, desde Núñez hasta Mataderos, y valida el ingreso a través de 13 pasos habilitados por donde puede circular el transporte público de pasajeros, autos particulares y peatones que puedan acreditar formar parte del grupo de trabajadores exceptuados en el decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio. A su vez, hay otros 16 puntos de acceso limitado y abierto solo para el transporte público y 26 puentes liberados para el tránsito de peatones.

Seguí leyendo:

Alberto Fernández espera el pico del coronavirus en mayo y diseñó un plan específico para la Capital y el Conurbano

El Gobierno extendió la prohibición para viajar en trenes y colectivos de larga distancia y en vuelos de cabotaje

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí