La bajada de bandera pasó de 40 a 60 pesos. El HCD lo aprobó el pasado lunes. El concejal Juan Martín Andrés planteó su queja por supuestos cobros de manera anticipada. Marilina Bustelo se abstuvo y habló de avivadas. La Federación de choferes hizo una denuncia ante el Juzgado de Faltas.

El Honorable Concejo Deliberante autorizó el pasado lunes un incremento en el cuadro tarifario del servicio de taxis y remises. Ocurrió durante la Sesión Ordinaria como parte del Orden del día tratado (expediente 2520). La Ordenanza aprobada autoriza a los propietarios de taxis y remises a un aumento de tarifas cuyos valores serán los siguientes: la bajada de bandera pasó a $ 60 (sesenta pesos) y el costo de la ficha cada 100 metros o 30 segundos por reloj, tarifario de 4 pesos. La decisión fue enviada al Departamento Ejecutivo para su correspondiente promulgación. Sin embargo no pasó el tema desapercibido por dos cuestiones puntuales. Una planteada por el concejal oficialista Juan Martín Andrés quien denunció que antes de la autorización, algunos “vivos” se habían anticipado a cobrar los nuevos valores. Por otro lado en la bancada de Juntos por el Cambio, la concejal Marilina Bustelo expresó su abstención para no acompañar el incremento. “Lo charlamos antes de la sesión y una voluntad no alcanza para que vuelva a Comisión, lo que sí quiero dejar claro cuál era mi pensamiento, porque quiero decir claramente que hemos aprobado un aumento para los taxis y remises aunque lamentablemente tenemos unos vivos, o que se creen vivos, y tocaron el reloj la semana pasada. Me parece que nos están tomando de boludos… No me gusta andar con medias vueltas”, expresó el  edil oficialista a la Presidencia. Andrés aseguró que el aumento está plenamente justificado según su parecer, “se ha hecho un gran trabajo en Comisión, hay que respetar el trabajo que se ha hecho, que ha sido serio… pero si quiero decir que advertimos esta situación y deberíamos pensar poder hacer algún artículo para que nos llegue a nosotros o a la autoridad de control, un ticket de control del último día de la vigencia de una tarifa y del primer día cuando se cambia el reloj… para votar algo con más ganas y no de esta manera por algunos que se creen vivos… Tratemos para el próximo aumento que se cobre hasta el último día lo que corresponde”, enfatizó Juan Martín Andrés. Por su parte la concejal de Juntos por el Cambio, Marilina Bustelo comentó que en la comisión donde se trató el tema del aumento habían propuesto que el incremento de la tarifa pase de 40 a 50 pesos en la bajada de bandera, es decir un 25 por ciento. “Nos parecía que era un aumento en que el impacto al bolsillo del ciudadano iba a ser menor de ese modo, sabemos que en su mayoría quienes utilizan el servicio son trabajadores y a la vez era necesario responder a la demanda de los propietarios de los taxis…”, comentó. La edil consideró que no se había charlado sobre el tema con todas las paradas y planteó su molestia por el incremento anticipado de algunos taxistas en días previos a la sesión, “fue una avivada”, aseguró. Su abstención fue un desacuerdo con la medida adoptada por mayoría.

Denuncia

Esta situación de cobro de nuevo tarifario de manera indebida ha merecido una denuncia ante el Juzgado de Faltas que deberá expedirse en consecuencia. La delegada de la Federación Nacional de Conductores de Taxis, Andrea Vara fue la encargada de poner en conocimiento del tema a las autoridades con un importante cúmulo de datos. La denuncia tiene que ver con la violación de la Ordenanza Municipal N° 8290/19, al menos por tres paradas que son allí citadas. Si bien hubo versiones que incluso se mencionan en la denuncia sobre una reunión el día 23 de septiembre donde un representante del HCD supuestamente habría dado el guiño para ese cobro, el mismo es considerado en la denuncia como ilegítimo al no haberse respetado el mecanismo administrativo, “esto es algo que se viene realizando como una práctica asidua por parte de las paradas de taxis mencionadas; en abierta desobediencia a lo normado”, expresa la presentación ante el Juzgado que pide sanciones para quienes no cumplieron con las tarifas en vigencia en el convencimiento que además generó perjuicios a los usuarios del servicio. Se deja constancia en dicha presentación que la Ordenanza 5650, en uno de sus artículos (253) prevé multas para quienes cobren en exceso y hasta inhabilitaciones que pueden alcanzar los noventa días.





Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí