12-05-2021 Banderas de la UE
POLITICA ESPAÑA EUROPA CANTABRIA
GUILLAUME PERIGOIS/UIMP
12-05-2021 Banderas de la UE
POLITICA ESPAÑA EUROPA CANTABRIA
GUILLAUME PERIGOIS/UIMP
(GUILLAUME PERIGOIS/UIMP/)

BRUSELAS, 27 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea ha reiterado este lunes la petición a Serbia y Kosovo para que rebajen la tensión, en medio de los bloqueos en las carreteras que conectan Serbia con su antigua provincia, y usen el instrumento que les brinda el diálogo mediado por el bloque europeo.

Después de la escalada de tensión, con controles y bloqueos en las carreteras, el portavoz de Exteriores de la UE, Peter Stano, ha insistido en que Bruselas ofrece un canal de diálogo entre autoridades para encauzar la crisis y buscar soluciones de compromiso.

«El primer paso positivo sería que los jefes negociadores vinieran a Bruselas y usaran la plataforma del diálogo y discutir la salida, que pasa por rebajar las tensiones», ha manifestado Stano en rueda de prensa desde la capital comunitaria. «Esperamos que tenga lugar el encuentro», ha recalcado, en un claro llamamiento a las autoridades serbias y kosovares.

Aunque ha hecho hincapié en que tenga lugar la reunión, el portavoz ha eludido confirmar si ese encuentro se producirá los próximos días. Fuentes diplomáticas señalan que la oferta está sobre la mesa y que ambas partes acordaron acudir a Bruselas, si bien la cita todavía no se ha concretado.

La diplomacia comunitaria ha defendido que mantiene una intensa actividad diplomática para mediar en la crisis en el norte de Kosovo, unos contactos entre los que se incluye el subsecretario de Estado de Estados Unidos, Gabriel Escobar.

La UE reactivó en julio de 2020 el diálogo entre Belgrado y Pristina, una iniciativa auspiciada por el bloque que busca que los vecinos normalicen sus relaciones. Bruselas supedita el éxito del diálogo al ingreso de Serbia y Kosovo en la UE, pero tras casi una década de intentos, el proceso no ha logrado grandes avances y ha estado obstaculizado por las continuas crisis políticas en la región.

La última crisis entre Serbia y Kosovo tiene su origen en las fricciones por los controles policiales kosovares para hacer cumplir una política de retirar las matrículas serbias de los vehículos que ingresan al enclave e instalar unas placas temporales kosovares, una medida en reciprocidad por otra acción similar serbia.

La disputa ha inflamado las tensiones entre Belgrado y su antigua provincia, produciéndose bloqueos de las carreteras y ataques a los puestos de control kosovares. Tanto la UE como la OTAN han pedido contención a las partes, en particular el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, reclamó en sendas llamadas con el primer ministro kosovar, Albin Kurti, y el presidente serbio, Alexandar Vucic, la necesidad de «apaciguar la situación y volver al diálogo».

La organización militar, con presencia en Kosovo, reiteró la vigencia del mandato de su misión que busca asegurar un clima de seguridad y de libertad de movimiento para todos en la región.

Precisamente, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen inicia una gira viaje este martes a los seis países de los Balcanes occidentales, comenzando por Albania y Macedonia del Norte. Para el miércoles, se desplazará primero a Kosovo, donde se verá con Kurti y, ese mismo día por la tarde estará con Vucic en Belgrado. Se espera que la visita sirva para discutir las crecientes tensiones y escenificar el compromiso europeo con la región de cara a la cumbre europea de octubre.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí