Días fértiles. Una información que resulta imprescindible desentrañar cuando se busca tener un bebé. Son las fechas en torno a la ovulación, el tiempo en el cual el organismo se prepara para concebir, cuando el ovario libera un óvulo maduro que, si es fecundado, aumenta las probabilidades de quedar embarazada.

Un recurso muy útil para que puedas saber cuáles son esos días es llevar un seguimiento del ciclo menstrual durante varios meses. Un registro, un calendario de ovulación que te ayudará a predecir cuáles son, y cuáles no, tus días fértiles.

Ovulación: claves para tener en cuenta

Antes de avanzar con el calendario de ovulación, hay dos datos fundamentales: el primero es que el óvulo, una vez liberado, puede fertilizarse entre las 12 y las 48 horas posteriores. El segundo, que los espermatozoides viven hasta un máximo de 5 días (72 horas).

Días fértiles. El cuerpo se prepara para el embarazo.

Días fértiles. El cuerpo se prepara para el embarazo.

Las chances de quedar embarazada aumentan si al momento de la ovulación los espermatozoides ya atravesaron el cuello del útero y se encuentran en las trompas de Falopio, los conductos que conectan los ovarios con el útero y donde se produce la fecundación.

Teniendo en claro esta secuencia, sabemos que la fecundación puede producirse incluso varios días después de haber tenido relaciones sexuales.

El calendario de ovulación

Uno de los primeros pasos para calcular los días fértiles es identificar la regularidad -o irregularidad- de los ciclos menstruales. El calendario de ovulación consiste ni más ni menos que en estudiar varios de esos ciclos -el período entre dos reglas- para poder predecir con bastante exactitud la fecha en que habrá posibilidades de quedar embarazada.

Test de embarazo. El camino hacia el bebé.

Test de embarazo. El camino hacia el bebé.

Es muy sabido, por ejemplo, que si un ciclo menstrual es de 28 días, la ovulación se producirá cerca de la mitad, el día 14. Pero en esta materia la naturaleza no es exacta y muchas mujeres tienen ciclos más -o menos- largos que las obligan a calcular los días fértiles de manera personalizada.

Aunque se consideran regulares, es decir que los períodos se repiten con exactitud todos los meses en esa mujer, puede ocurrir que los intervalos sean de 23, 30 o 35 días y no los 28 usuales. Y también hay quienes presentan ciclos irregulares, con grandes variaciones entre un ciclo y otro.

Por eso, antes que nada, es necesario conocer la duración promedio del ciclo menstrual, un proceso natural que comienza el primer día de cada regla y finaliza el día anterior a la siguiente menstruación.

Llevar un control de esta información te permitirá saber si un cambio se dio por una situación aislada, si es cíclico, o si, definitivamente, tu ciclo menstrual varía por completo cada mes. También te servirá registrar los cambios mensuales que experimenta tu cuerpo cuando se prepara para un posible embarazo.

En el calendario -que es importante que completes durante varios períodos-, se anotan tanto los días de comienzo de las menstruaciones como las fechas en que terminan.

También, si en algún momento en particular -entre regla y regla- se tiene alguna molestia (cólicos leves, sensibilidad en las mamas, hinchazón abdominal, dolor en algún lado de la pelvis).

Y, un dato muy importante, el aumento de la cantidad y/o la viscosidad (el color, la textura) del flujo vaginal. Y se puede dejar asentada la temperatura corporal, que en la ovulación aumenta entre 0,5 y 1°C.

El embarazo tan deseado. Búsqueda con secretos.

El embarazo tan deseado. Búsqueda con secretos.

Los días fértiles en tu calendario

Con la información ya recabada, el caso más sencillo de calcular será si tus ciclos son siempre de 28 días, lo que hará suponer que tu fecha de ovulación es en la mitad, es decir, a los 14 días.

Entonces, para intentar quedar embarazada deberías sumar 14 días a partir del comienzo de la regla. Si tu último período comenzó el día 2 del mes, por caso, es probable que ovules el 16 y que tus días fértiles sean entre el 13 y el 19 (puede extenderse un poco más hacia adelante y/o hacia atrás).

Por otra parte, si tus ciclos son regulares -aunque no cada 28 días- hay un dato relativamente preciso para considerar en tu estadística: a partir de la fecha de ovulación suelen pasan 14 días hasta el comienzo de la siguiente menstruación. No importa si el ciclo dura 24, 30 o 32 días.

Así, por ejemplo, si tus ciclos son de 24 días, la ovulación ocurrirá más o menos a los 10 días del comienzo de la última menstruación. Y si son ciclos de 30 días, podrías quedar embarazada aproximadamente 16 días después de tu regla.

Tantra. Una de las tantas app para seguir tus días fértiles.

Tantra. Una de las tantas app para seguir tus días fértiles.

Distinta es la situación en las mujeres que tienen ciclos irregulares, ya que resulta más complejo detectar el período de fertilidad. En este caso, será clave estar atenta a las señales que da el cuerpo y también resultan de gran utilidad los test de ovulación.

En la actualidad, además, existen muchas aplicaciones para el teléfono celular que permiten llevar un registro del calendario menstrual.  Clue, Ladytimer, Flo y MiDiario de Menstruación son algunas de esas aplicaciones que se pueden bajar tanto en el sistema Android como en iOS para vivir más tranquila y conocer -entre otros tantos datos- los días fértiles para poder quedar embarazada.

Mirá también

Mirá también



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí