El test de sangre oculta en materia fecal de tipo inmunoquímico es un método que puede prevenir o detectar tempranamente el cáncer de colon​. En caso de ser positivo (hallazgo de sangre oculta en las heces) debe realizarse una colonoscopía complementaria. Este método se utiliza en programas de control de esta enfermedad en toda Europa y otros países (Canadá, Australia, Japón, etc.). En Argentina esta prueba forma parte del Programa Nacional de prevención y detección temprana del cáncer de colon del Instituto Nacional del Cáncer desde 2013.

Cuando se habla del cáncer de colon y de sus métodos preventivos inmediatamente se piensa en la colonoscopia, un método preventivo efectivo y muy sensible. La prueba de sangre oculta en materia fecal es un estudio poco conocido y no invasivo y se utiliza como paso previo para definir si el paciente deberá realizarse una colonoscopia.

Este test reacciona solo con sangre humana, por lo que no requiere ningún tipo de preparación ni dieta previa para su realización y la muestra se toma en domicilio sin manipular la materia fecal.

Mirá también

«Esta prueba detecta sangre oculta en la materia fecal y se utiliza como ´tamizaje´ de la población. Aquellos que dan positivo, es decir, a quienes se les encuentra sangre oculta en la materia fecal, se les realiza una colonoscopia para detectar la causa, que no siempre es un cáncer», explica a Clarín Ubaldo Alfredo Gualdrini (MN 60.553), médico coloproctólogo y gastroenterólogo y miembro del servicio de coloproctología del Hospital de Gastroenterología “Dr. Carlos B. Udaondo”.

Esta prueba debe realizarse tanto en hombres como mujeres anualmente a partir de los 50 años finalizando a los 75 años, aunque existen algunos grupos que están recomendando iniciar el tamizaje a partir de los 45 años ya que «se está observando un incremento de este tipo de cáncer en gente más joven, en especial de cáncer de recto”.

Sin embargo, la presencia de sangre oculta en la materia fecal puede estar producida por múltiples patologías, entre ellas los pólipos denominados adenomas, que son precursores del cáncer de colon y pueden ser extirpados mediante la colonoscopía previniendo el cáncer de colon en etapa temprana donde la curación es superior al 90%. No obstante, no todos los pólipos son peligrosos, solo aquellos de mayor tamaño.

Mirá también

Por ende, el beneficio de este examen es tanto la prevención de la enfermedad como el diagnóstico temprano y es un método que no tiene ningún tipo de contraindicación, efecto adverso o probabilidad de complicación.

«Este test inmunoquímico es totalmente inocuo y moderno, muy superior a los exámenes de sangre oculta en heces que se hacían hace 15 o 20 años atrás, que eran mucho menos sensibles y menos específicos y donde el paciente tenía que hacer una dieta de tres días en la que no debía comer carne ni determinado tipo de alimentos», añade Gualdrini.

“Estos exámenes (sangre oculta y colonoscopia) son esenciales para la prevención y detección temprana. Algunos pacientes aún presentan reticencias a realizarse una colonoscopía, pero la realidad es que es indolora y puede ayudar a detectar enfermedades precozmente. Una simple colonoscopía puede salvar una vida”, expresa Edgardo Smecuol, médico gastroenterólogo del Hospital de Gastroenterología Carlos Bonorino Udaondo y presidente de la Sociedad Argentina de Gastroenterología.

Mirá también

“Todos los mayores de 50 años deben visitar al especialista y realizarse exámenes como la colonoscopía o el test de sangre oculta en materia fecal con la periodicidad que su médico le indique. Si bien el cáncer colorrectal es de desarrollo lento, cuanto antes se diagnostique mejores serán sus posibilidades de curación y tratamientos menos invasivos. En caso de detectar pólipos durante la colonoscopía estos se extirpan y se envían para estudio histopatológico cuyo resultado será evaluado por el profesional para indicar los controles posteriores, finaliza  Gualdrini, médico cirujano y miembro del Servicio de Coloproctología del Hospital “Dr. Carlos B. Udaondo.

El segundo tipo de cáncer

Seguido por el cáncer de mama, el cáncer colorrectal es el segundo tipo de cáncer más frecuente del país y detectado tempranamente, presenta altas tasas de curación.

En el año 2018, murieron 7.462 personas por cáncer de colon en nuestro país. Un promedio de más de 20 argentinos por día. Además, 7 de cada 10 argentinos de entre 50 y 75 años no se realizan ningún tipo de estudio para detectar cáncer de colon, según la Encuesta Nacional sobre Factores de Riesgo para Enfermedades No Transmisibles llevada a cabo en 2013 por el Ministerio de Salud de la Nación.

Entre los tipos de cáncer, el de colon es el segundo más frecuente, con cerca de 15.700 nuevos casos por año, representando el 12,2 por ciento del total de tumores, detrás del de mama y por encima del de próstata, según datos de 2019 del Instituto Nacional del Cáncer.

Campaña con famosos

Con el objetivo de generar conciencia y erradicar miedos, la Asociación Científica ENDIBA (Endoscopistas Digestivos de Buenos Aires) realiza por segundo año consecutivo la Campaña #HaceteUnaColonoscopía. El lema de este año es “Queremos saber”, en referencia a la falta de información que existe al Cáncer de Colon.

Julian Weich, Mario Pergolini, Benjamín Rojas, Romina Monfrinotti, Natalia Lobo, Eleonora Wexler, Matías Martin, Malena Guinzburg y Maru Botana pusieron su imagen y su voz para la campaña con el objetivo de concientizar sobre la importancia de realizarse los estudios que permitan detectar a tiempo y prevenir el cáncer de colon.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí