Carlos Rodríguez, fundador y rector del CEMA.
Carlos Rodríguez, fundador y rector del CEMA. (Adrian Escandar/)

“El impuesto a la riqueza es otro espanto económico, es vandalismo fiscal que lo único que va a lograr es recolectar un poco de plata a costa de dejar de recolectar plata en los próximos años”. Así definió el ex viceminstro de Economía, Carlos Rodríguez, al proyecto de Ley de Aporte Extraordinario, conocido como impuesto a la riqueza.

El país está desempleado, el capital se está escapando cada vez que le das una oportunidad y a los pobres 12.000 tipos que agarraste le pusiste un impuesto, sostuvo el economista y fundador del CEMA en declaraciones a AméricaTV.

Cabe recordar que la norma que establece un pago a los patrimonios mayores a 200 millones de pesos, y que tiene una presión mayor para aquellos que tengan los fondos en el exterior, es fuertemente criticada desde distintos sectores.

“Quieren cobrar un impuesto de única vez. Si esa es la política del Gobierno, no veo cómo va a pagar la deuda. Tengo serias dudas sobre qué es el Gobierno como ente pensante y coordinante. Me parece que son como balas perdidas donde cada uno dice lo que se le da la gana”, lanzó el ex viceministro de Economía.

En otro orden, Rodríguez se refirió al resultado de la reestructuración de la deuda pública anunciado esta tarde y remarcó: “Una cosa es bajar la tasa de una deuda que no se puede bajar y ya está en default, y otra cosa es crear condiciones para poder pagar la nueva tasa. Falta esa parte. El avión se está cayendo pero me falta la pista de aterrizaje”.

Respecto al déficit de 4,5% del PBI estimado por el Gobierno para el 2021 y que estaría incluido en el presupuesto del año que viene, afirmó: “Seguro va a ser más. Cualquier gobierno tiende a ser optimista. Que no me digan que lo van a financiar con el impuesto a las grandes fortunas porque es un chiste. Eso no es sustentable”.

En ese sentido, remarcó que en 2021 Argentina va a tener déficit primario y que no ve condiciones para empezar a pagar la deuda.

“Teníamos montones de papelitos que no podíamos cambiar y los cambiamos por otros que dicen que van ser sustentables. Lo que no es sustentable es la política económica del Gobierno que permitiría pagar los nuevos papelitos. De eso no se ha hablado, aseguró.

“Yo felicito al ministro (Martín) Guzmán por renegociar la tasa de 7% a 3%. Pero recordemos que es cuatro veces la tasa a nivel internacional. No es un regalito esto”, insistió.

Noticia en desarrollo

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí