PEKÍN, 26 mar (Reuters) – Se espera que China y Estados Unidos se tomen un respiro en su particular cruce de acusaciones por el coronavirus y se concentren en los desafíos de la pandemia cuando los líderes de las naciones que conforman el G20 mantengan una videoconferencia el jueves, dijo el jueves el South China Morning Post, el principal periódico en inglés de Hong Kong.

El virus se ha extendido por todo el mundo, infectando a más de 470.000 personas y matando a más de 20.000 desde que surgió en el centro de China a finales del año pasado.

Se espera que los líderes estén de acuerdo en que el brote es una amenaza para la humanidad y que establezcan un mecanismo para compartir información y experiencias en la lucha contra la enfermedad, dijo el diario, citando un borrador que se discutirá en la cumbre.

«A medida que el mundo se enfrenta a la pandemia por el COVID-19 y a los desafíos para los sistemas de salud y para la economía mundial, convocamos esta cumbre extraordinaria del G20 para unir esfuerzos hacia una respuesta global», dijo el rey Salman de Arabia Saudí en Twitter.

El reino, que ostenta la presidencia del G20 este año, recibirá a sus líderes por videoconferencia el jueves, en medio de críticas acerca de la tardanza con la que el grupo ha respondido a la crisis.

La atención se centrará en China y Estados Unidos, que han entablado una batalla dialéctica por el brote, con su amarga disputa comercial todavía como telón de fondo.

En las conversaciones preparatorias para la cumbre del G20, los dos países acordaron dejar de lado sus diferencias, dijo el periódico, citando una fuente diplomática familiarizada con las conversaciones.

La referencia del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, al «virus chino» – un término que el presidente Donald Trump también ha utilizado repetidamente – ha enfurecido mucho a Pekín.

Por otro lado, algunos políticos estadounidenses estaban utilizando la pandemia como un arma para difamar a China, ha dicho Pekín, añadiendo que sus medidas, incluyendo la cuarentena de millones de personas, le habían hecho ganar al mundo «un tiempo precioso» para prepararse.

(Por Ryan Woo; editado por Clarence Fernandez; traducido por Andrea Ariet en la redacción de Gdansk)

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí