Hay orejas que parecen auténticas vidrieras de un local de bijouterie. Es tal la variedad de opciones de piercings para hacerse en la oreja que, en caso de optar por todas ellas, el resultado podría llegar a los 20 agujeros en cada una.

Multiplicado por dos, implicará la módica suma de hasta 40 aretes en una sola cara. Sin contar, claro, con otras variantes específicas para la nariz, los labios, la lengua, las cejas.

Pero para aquellos que gustan de las perforaciones en la oreja: cómo curar y tipos de aretes para usar.

Perforaciones en las orejas: tipos de aretes para usar

Hace tiempo que las perforaciones en las orejas dejaron de ser «algo raro» y se convirtieron también en un desafío de diseño para los fabricantes de aretes.

Hay infinita cantidad de modelos, tamaños y formas y lo más acertado es elegirlos en función del estilo y el look, aunque también de la personalidad que se le quiera dar a esta parte del cuerpo que cada vez gana más en protagonismo.

Pero se deben tener en claro también los cuidados que requiere esta práctica, evitar infecciones y saber cómo curar un piercing en la oreja.

Kylie Jenner, otra famosa que se rindió a la moda de los piercings.

Kylie Jenner, otra famosa que se rindió a la moda de los piercings.

Las múltiples perforaciones en las orejas invitan a ejercitar la creatividad para lograr una armonía estética con los aretes. Pero sus formas y tamaños deben estar en sintonía también con la ubicación de cada agujero.

Así, los piercings más clásicos de todos, los del lóbulo, permiten optar por aretes más grandes mientras que los aretes pequeños y sencillos son los de la parte superior, inferior o central de la oreja.

La elección del diseño, eso sí, correrá por exclusiva cuenta de quien los va usar: étnicos, atrevidos, clásicos, pequeñas argollas, con piedras. Con calaveras, forma de animalitos, estrellas, hojas, claves de sol.

Hay para todos los gustos, pero cuáles son los tipos de perforaciones y los aretes para usar en cada zona de la oreja:

En el lóbulo va el arete principal ya que es el lugar que más se ve y se luce. Se puede optar por el mismo par en los dos lóbulos o combinar diferentes tamaños y formas en uno y otro.

En el lóbulo superior se suelen hacer dos, tres y hasta cinco perforaciones y combinar distintos aritos pequeños. También los piercings Hélix – de uno a tres en el cartílago superior de la oreja- invitan a aretes bien chicos, pero se puede jugar con una argolla decorada o con un detalle sutil que cuelgue de ella. En caso de tener más de un agujero en esa zona se pueden completar, por ejemplo, con un combo de una piedrita natural y un destello o una figura simbólica.

En el Contrahélix o Antihélix -entre la oreja y la cara, exactamente del lado contrario al Hélix-, lo ideal es un arete de no más de 8 mm. Igual que los piercings Rook y Daith, en el pliegue del cartílago del interior de la oreja, donde se recomiendan mini aretes para que no resulten una molestia.

Una a una, las partes de la oreja para lucir aretes y perforaciones.

Una a una, las partes de la oreja para lucir aretes y perforaciones.

Entre las últimas tendencias se destacan las perforaciones Tragus y el Antitragus. La primero en el cartílago pequeño ubicado a la entrada del oído y la otra justo en el opuesto. En esos agujeritos es frecuente lucir una bolita o cualquier otra opción bien pequeña y delicada.

Para las audaces extremas son el Piercing Snug, a mitad de la oreja, y el de Caracola, pegadito al Antitragus. En ambos casos, los cartílagos que atraviesan son bastante más gruesos que los demás por lo que necesitan de un arete un poco más grande: las argollas algo gruesas y decoradas serán una excelente elección.

Y también está lo que se conoce como piercing industrial: dos piercings del cartílago superior conectados por un aro con forma de «lanza».

Cómo curar un piercing en la oreja

Como cualquier perforación en otra parte del cuerpo, el piercing en la oreja es una herida abierta y se debe tener un cuidado especial para no correr riesgos innecesarios. Por empezar, es importante recurrir a un profesional o a un centro que trabaje con materiales esterilizados y respete las medidas higiénicas. Obvio, además, evitar las experiencias caseras como dos papas y una aguja caliente o esa clase de recetas fáciles que circulan por ahí.

Para hacerse un piercing, ir a un profesional que trabaje con materiales esterilizados.

Para hacerse un piercing, ir a un profesional que trabaje con materiales esterilizados.

El secreto para evitar que el agujero se infecte y que la cicatrización del piercing en la oreja sea un éxito es una buena curación. Esta es la información que no puede faltar:

  1. Recién cuando la zona se vea desinflamada retirar el pequeño palito que puso el profesional junto con el arete.
  2. Usar el arete que se colocó para la perforación durante todo el tiempo hasta la cicatrización (45 a 60 días).
  3. No tocarse todo el tiempo el arete ni la zona de la perforación y evitar que roce otras superficies.
  4. Seguir las indicaciones del especialista que hizo la perforación, que seguramente incluirán una rutina de limpieza con hisopos y jabón neutro antibacteriano o suero fisiológico.
  5. Al momento de realizar la limpieza diaria, lavarse las manos con el jabón antibacteriano y agua tibia a caliente y frotar suavemente alrededor de todo el arete para eliminar cualquier suciedad. O con un algodón embebido en suero fisiológico.

Habrá que saber, además, que la colocación de un piercing puede provocar dolor, un pequeño edema o una reacción alérgica al metal. Pero también una infección, cuyos síntomas típicos son tensión en la zona, enrojecimiento, calor, mal olor o la aparición de líquido que drena donde fue hecha la perforación.

En ese sentido, los piercings de los cartílagos tienen más riesgo de infectarse ya que en esa zona es menor el flujo de sangre. Y en el caso de los piercings «industriales», el proceso de cicatrización puede llevar de 6 a 8 meses. Ante una infección, se recomienda consultar de inmediato con el médico.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí