“Vuelan” de barra a barra. Ganan fuerza sobre bancos inclinados. Y elevan sus cuerpos sostenidos de anillas. Si no sabés qué están practicando tantas personas en las plazas y los parques de tu barrio, te contamos que se llama calistenia. Y que vos también podés intentarlo.

La calistenia es una disciplina que contempla ejercicios físicos en estructuras de barras simples, utilizando exclusivamente el peso del propio cuerpo. En eso se diferencia de otros métodos, como el entrenamiento funcional, donde suelen utilizar cargas.

“El mundo es tu gimnasio” es el lema de esta disciplina que se puede practicar en cualquier lado. Porque las barras resultan de ayuda, pero no son imprescindibles. También podemos entrenar en casa usando bancos, mesas, sillas y, para los más avanzados, cualquier viga de la que colgarse.

v 1.5

Dónde practicar calistenia

Varias plazas y parques de la Ciudad y Provincia tienen puestos para entrenar.

Tocá para explorar los datos
Tocá para explorar los datos




Infografía: Clarín

Aunque parece algo nuevo, esta disciplina era practicada por los antiguos romanos. De hecho, la palabra proviene del griego kalos (belleza) y sthenos (fortaleza). Mucho después, en el Bronx (Estados Unidos) surgió el Street Workout, un movimiento de personas que entrenaba en los parques públicos. Gracias a esto, se hizo popular la calistenia como hoy se la conoce.

En nuestro país aterrizó por el 2012 y “definitivamente está en ascenso”, comenta Pablo Urruty, presidente de la Fundación Calistenia Argentina. “Toda disciplina tiene como una vida útil. En un momento fue Zumba, hace muy poco era CrossFit. Ahora los gimnasios ya dan clases de calistenia”, señala.Un gran “plus” es que se puede entrenar gratis en los parques y plazas. Por ejemplo, el Gobierno de la Ciudad incorporó postas aeróbicas. Lo hizo a partir de la demanda y propuesta de grupos de vecinos interesados en incluir estos equipamientos en los espacios públicos.

Hay ejercicios que parecen imposibles de hacer. La clave: ir de menor a mayor. Foto Rafael Mario Quinteros.

Hay ejercicios que parecen imposibles de hacer. La clave: ir de menor a mayor. Foto Rafael Mario Quinteros.

“El fomento del ejercicio físico, la vida saludable y el encuentro social en parques y plazas, sobre todo del sector juvenil, motivaron su instalación en puntos de gran concurrencia”, dicen desde la subsecretaría de Deportes porteña.

Para Fausto Borghiani, profesor de educación física de esa subsecretaría, la disciplina se está posicionando porque “como el running, solo necesita tus ganas de hacerla”. Por lo tanto, “alcanza con acercarse a alguna de las estaciones y empezar”, incentiva.

En la Ciudad hay cinco espacios verdes con puestos de calistenia: uno en Recoleta (Parque República Oriental del Uruguay), uno en Belgrano (Plazoleta Nodo Libertador) y tres de Palermo (Parque Gral Las Heras, Patio Jacarandá y Plaza Enrique Francini). A esto se suman 15 estaciones de la firma Gatorade.

Por su parte, el partido de Vicente López ya cuenta con 11 puestos para practicar este método. Y estima que en abril terminará un proyecto del Presupuesto Participativo votado en 2019, que consiste en instalar una estación de calistenia de 132 m2 en el Paseo de la Costa, entre Güemes y el río.

También hay barras disponibles en parques municipales de Tres de Febrero, La Matanza y Avellaneda, entre otros partidos bonaerenses.

Consejos para principiantes

“Si googlean la palabra ‘calistenia’ aparecen ejercicios que, en principio, van a decir que son imposibles de hacer”, comenta Borghiani. Pero esta suposición está fuera de la realidad.

Como toda disciplina –sigue el profesor- hay que arrancar de menor a mayor, empezando a desarrollar fuerza con ejercicios básicos, para ir avanzando hacia aquellos más complejos.

Según Borghiani, hay ejercicios básicos que todo principiante puede practicar desde el primer día. “Da igual que tengas 15 o 60 años, seas sedentario o practicante de otros deportes, seas mujer o varón”, señala.

Por su parte, Urruty coincide en que cualquiera puede iniciarse en el mundo de la calistenia. Aunque aclara que se debe prestar mucha atención a las condiciones y capacidades deportivas que tiene esa persona.

Un dato importante. Antes de empezar esta o cualquier otra actividad, debemos tener el apto físico de un médico.

5 ejercicios para empezar

Pablo Urruty nos presenta cinco ejercicios básicos. Lo estándar es hacer 3 series de 10 repeticiones, con un descanso de 2 a 5 minutos entre cada una. Aunque esto puede variar, ya que cada persona tiene capacidades diferentes.

Se recomienda practicar esta rutina unas tres veces por semana. Y debe ir acompañada de una alimentación balanceada y un buen descanso.

En ningún momento se debe arquear la espalda al hacer australian pull ups. Foto Rafael Mario Quinteros.

En ningún momento se debe arquear la espalda al hacer australian pull ups. Foto Rafael Mario Quinteros.

1. Australian pull ups

Trabaja el tren superior, principalmente la parte dorsal y bíceps. Se realiza sobre una barra baja. Hay que ponerse en una posición diagonal, manteniendo la espalda recta y apretando todos los músculos del cuerpo. Luego, realizar una elevación llevando el pecho lo más cercano posible a la barra. El ejercicio tiene que ser lento y controlado. Volver a la posición inicial.

En las sentadillas,  las piernas deben llegar a una flexión de 90 grados. Foto Rafael Mario Quinteros.

En las sentadillas, las piernas deben llegar a una flexión de 90 grados. Foto Rafael Mario Quinteros.

2. Sentadillas

Trabaja principalmente el tren inferior, haciendo foco en cuádriceps, isquiotibiales, glúteos, y gemelos. Ponerse de pie, completamente recto. Extender las manos hacia adelante, para ayudar a que la columna se mantenga siempre recta. Agacharse lentamente hasta que las piernas llegan a una flexión de 90 grados. Luego, subir hasta la posición inicial.

Las elevaciones de rodillas se pueden hacer en barras paralelas o en barra alta. Foto Rafael Mario Quinteros.

Las elevaciones de rodillas se pueden hacer en barras paralelas o en barra alta. Foto Rafael Mario Quinteros.

3. Elevaciones de rodillas

Se puede hacer en barras paralelas o en barra alta. En ambos casos, la posición inicial es con las piernas extendidas hacia abajo. Lentamente, elevar las rodillas hasta lograr un ángulo de 90 grados entre las rodillas y el pecho. Luego, descender hasta la posición original.

En las flexiones de brazos hay que descender con los codos hacia atrás. Foto Rafael Mario Quinteros.

En las flexiones de brazos hay que descender con los codos hacia atrás. Foto Rafael Mario Quinteros.

4. Push ups (flexiones de brazos)

Se concentra en el trabajo de los pectorales y en los tríceps. Apoyar las manos sobre una superficie plana y quedar en una posición extendida del cuerpo. Es muy importante que todo el cuerpo esté duro (apretar glúteos y abdomen). Lentamente, descender con los codos hacia atrás, hasta llegar a una posición paralela con el piso. Luego, extender los brazos hasta la posición original.

Las elevaciones de oblicuos ayudan a que el trabajo sea bien concentrado en la zona. Foto Rafael Mario Quinteros.

Las elevaciones de oblicuos ayudan a que el trabajo sea bien concentrado en la zona. Foto Rafael Mario Quinteros.

5. Elevaciones de oblicuos

Las podemos hacer tanto en barras paralelas como en barra alta. Comenzar con los pies extendidos hacia abajo. Realizar una pequeña elevación con las rodillas flexionadas hacia los costados del cuerpo. Sentir cómo el trabajo se concentra en los abdominales oblicuos y descender hasta la posición inicial.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí