Ni que sobren ni que falten. Ese debe ser el objetivo saludable cuando se habla de plaquetas -o trombocitos- unas pequeñas partículas incoloras que se encuentran en la sangre y ayudan en el proceso para detener las hemorragias.

Las plaquetas se aglutinan donde se produce un sangrado, formando un tapón, y liberan, además, una sustancia que favorece la coagulación. Pero, ¿cómo subir las plaquetas? Los alimentos y remedios naturales que ayudan a producirlas.

Las plaquetas

Las plaquetas sanguíneas se producen en la médula ósea y tienen una vida media de entre 6 y 10 días, ya que el organismo va renovando su reproducción. Sus valores normales -que se pueden detectar a través de un análisis de hemograma completo- son entre 150 mil y 450 mil por microlitro de sangre en circulación.

Según una publicación de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la presencia de un bajo nivel de plaquetas puede o no presentar síntomas, pero habrá que estar atento sí, por ejemplo, se observa sangrado en la boca y las encías, hematomas sin causa aparente, hemorragia nasal o erupciones cutáneas con forma de pequeñas manchas rojas ya que podría ser un indicador de una infección o alguna enfermedad.

Un análisis de hemograma completo detecta el nivel de plaquetas en sangre.

Un análisis de hemograma completo detecta el nivel de plaquetas en sangre.

Situaciones como un embarazo, la altitud o los efectos secundarios de medicamentos también pueden dar como resultados un recuento inferior al rango normal de plaquetas y producir cansancio extremo, malestar y desgano, entre otras molestias.

Es sabido, además, que la médula puede no generar suficientes plaquetas en caso de existir déficit de vitamina B12 (cobalamina), B9 (ácido fólico, folato), hierro o afecciones más graves como cirrosis o leucemia. Pero, ¿cómo subir las plaquetas con alimentos y remedios naturales?

Qué alimentos suben las plaquetas

Las verduras, las frutas, las semillas y las legumbres son ingredientes definitivamente positivos por los nutrientes que contienen. Así como las carnes magras y los huevos. Habrá que tener en cuenta, sin embargo, que consumirlos de manera aislada o apoyarse solo en un alimento o bebida no hará que las plaquetas aumenten ni que el organismo se provea de todos los recursos necesarios para estar sano. ¿Qué alimentos no pueden faltar? La licenciada en nutrición María Victoria Dinardo nos sugiere algunos grupos que contribuirán a subir el nivel de las plaquetas en sangre:

1) Verduras

Las estrellas en el rubro «plaquetas» son los vegetales de hojas verdes: la rúcula, el berro, la lechuga, la acelga, las endibias y sin duda la espinaca, muy efectivos por contener importantes cantidades de hierro, vitamina B9 y vitamina K, conocida como «la vitamina de la coagulación» (sin ella la sangre no coagularía).

Tomate, rúcula, palta, carnes magras, legumbres. Alimentos que suben las plaquetas.

Tomate, rúcula, palta, carnes magras, legumbres. Alimentos que suben las plaquetas.

También se recomiendan el brócoli, los repollitos de Bruselas, el repollo y el coliflor, ricos en ácido fólico, hierro y calcio. Y si una crucífera se destaca es el exótico kale, con sus hojas «enruladas» y que en los últimos tiempos se incorporó a la dieta por su altísimo valor nutricional.

Hay que consumir, además, verduras que posean vitamina C -con sus propiedades antioxidantes y para potenciar la absorción del hierro-, como el tomate, los pimientos rojos, el perejil, la zanahoria, la remolacha.

Estas dos últimas suman vitamina A y otras proteínas fundamentales para la formación de las plaquetas. Al igual que la calabaza ya que hasta sus semillas poseen vitaminas y aminoácidos que contribuyen a la proliferación de estas pequeñas partículas tan necesarias para el organismo.

2) Frutas

Es sabido que la vitamina C está presente también en muchas frutas, especialmente en los cítricos (naranjas, pomelos, limón, mandarinas), recomendados -sobre todo en ayunas- para elevar el recuento de plaquetas.

Se pueden sumar el kiwi y las frutillas ya que equilibran los nutrientes en la sangre y tienen además un efecto antitrombótico. Y la palta, la banana y el melón, que contienen ácido fólico y otras vitaminas y proteínas capaces de fortalecer el sistema inmunitario.

Frutas, legumbres y frutos secos. Fuentes de ácido fólico, vitamina C y grasa saludable.

Frutas, legumbres y frutos secos. Fuentes de ácido fólico, vitamina C y grasa saludable.

3) Legumbres & Cereales

Muchas legumbres -sobre todo si son frescas- como las lentejas y la soja aportan hierro y altas dosis de ácido fólico (sólo media taza de lentejas proporciona cerca de un 45% del valor diario recomendado de folatos). El ácido fólico también está presente en los garbanzos, los porotos y las arvejas.

Entre los cereales se destacan el trigo integral, el centeno y los pseudocereales como la quinoa, el amaranto, la cebada.

Por su parte, los frutos secos –nueces, avellanas, almendras-, además de grasas saludables contienen hierro e ingeridos de manera diaria ayudarán a subir las plaquetas en la sangre.

4) Carnes y huevos

Los cortes magros de carne de vacacuadril, lomo, peceto, cuadrada– son señalados desde siempre para una dieta saludable por presentar vitamina B12 en cantidades elevadas. La especialista en nutrición aclara, sin embargo, que «no garantizan el buen aporte de B12, necesario para lograr un equilibrio en el nivel de las plaquetas. Hay que hacer una evaluación individual, considerar la frecuencia con que la consume cada persona y la capacidad de absorción que tiene cada organismo».

Los huevos, también poseen alto contenido de proteínas y vitaminas -incluidas la K y la B12- imprescindibles en el proceso de producción de plaquetas.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí