El oficialismo pretendía manifestar un beneplácito por la decisión del Gobierno nacional de convertir en servicios públicos a Internet y telefonía móvil. Juntos por el Cambio dijo que estaba de acuerdo con la universalidad, pero no con las formas. Detalles del debate.

“El Honorable Concejo Deliberante de Mercedes se dirige al presidente de la Nación Alberto Fernández,  con el fin de expresar su beneplácito por incorporar a la telefonía móvil, Internet, y televisión paga como servicios públicos en competencia y su respectivo congelamiento de tarifas hasta el 31 de diciembre 2020”. Este es el primer y más destacado artículo de un proyecto que presentó la concejal del Frente de Todos María José Piacentini, pero que no logró pasar el filtro de la última Sesión Ordinaria porque el Bloque de Juntos por el Cambio no consideró conveniente su aprobación y solicitó el pase a Comisión. En efecto, el expediente fue a Legislación para su tratamiento y allí se acordó en un despacho por unanimidad acompañar el mismo, aunque sin los vistos y considerando donde se abundaba en detalles sobre esta cuestiones de los servicios de comunicación. No obstante ello, durante la sesión hubo alguna rispidez en torno al tema. Es decir lo que pretendía el oficialismo sobre la determinación presidencial y la mirada de la oposición, similar a la que han expresado dirigentes nacionales y provinciales del espacio por el mismo tema. Avanzada la sesión del pasado lunes Piacentini pidió el acompañamiento para hacer llegar al presidente el beneplácito por el congelamiento de tarifas de Internet, telefonía y tv por cable, y que los mismos tengan precios razonables y justos. Pero de inmediato solicitó la palabra el concejal José María Comesaña para expresar que estaban de acuerdo que la telefonía móvil tenía que ser universal, pero no estaba de acuerdo en la forma en que se había hecho. Sostuvo que con esta medida las empresas iban a dejar de competir y por ende se iba a perder calidad en el servicio, lo que suponía iba a ocasionar una brecha mayor a la que existe actualmente. Comesaña entendía que con medidas como esta se estaba consumando un atropello contra la seguridad jurídica que atentaba contra las inversiones. Incluso recordó los cortes de luz durante el gobierno de CFK y aseguró que durante la era Macri se disminuyeron en un tercio. Entiende el concejal de Juntos por el Cambio que la libertad de las tarifas es lo mejor, es decir que lo regule el mercado. De inmediato el oficialista Juan Martín Andrés pidió la palabra. “No se esperaba escuchar otra cosa… durante el Gobierno de Cambiemos liberaron todas las tarifas de servicios y el impacto pasó de un 6 % a un 25 % en los salarios de los trabajadores. Siempre apuntan en contra del pueblo y a favor de los empresarios. Hablan de los cortes y se fueron con el peor apagón aquel Día del Padre precisamente por la falta de inversiones, aumentaron sideralmente las tarifas, y quieren mayor conectividad cuanto dejaron de entregar las computadoras a los chicos”, expresó. Piacentini agregó que resultaba llamativo que se agravaron algunos problemas en los servicios después de publicado el decreto del congelamiento, “una casualidad”. “¿Por qué no quieren aprobar este proyecto, qué intereses están defendiendo?”, se preguntó en voz alta. Finalmente la concejal Nora Ortubia reiteró que no estaban de acuerdo en la forma, pues que debían garantizar que las empresas hagan inversiones para que se puedan garantizar las conexiones y el resto de los servicios. A ello el concejal Carlos Garro aclaró que las empresas tienen contratos por cumplir y en ellos están especificadas esas inversiones. “Hagamos un pedido de informes a la ENACOM si quieren y vemos qué inversiones se hicieron en los últimos años y si fueron exigidas, no sea cosa que nos encontremos con una sorpresa”, argumentó. El expediente pasó a Comisión y más allá de esta discusión todo indica que sería aprobado en la ordinaria venidera, por unanimidad.





Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí