MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Israel ha aprobado este martes un toque de queda nocturno ante el temor de que se produzcan aglomeraciones durante la festividad judía del Purim que se celebra a partir del próximo jueves.

El toque de queda se extenderá durante jueves, viernes y sábado de las 20:30 a las 05:00 hora local, según ha recogido ‘The Times of Israel’.

Con ocasión de esta festividad, la gente suele disfrazarse y celebrar comidas comunales que reúnen a familias y grupos de amigos.

El año pasado, los festejos se tradujeron en un repentino aumento de casos, ya que la mayoría de personas ignoró las recomendaciones de no reunirse.

«No queremos que se repita», ha asegurado el primer ministro, Benjamin Netanyahu, durante una visita a un centro de vacunación.

Las sinagogas por su parte podrán reabrir durante la mañana del viernes con un aforo máximo de diez personas en interiores y de 20 en exteriores.

Israel se ha convertido en un referente para el resto de naciones del planeta por su rápida campaña de vacunación, ya que 3,1 millones de personas han recibido las dos dosis, mientras que 4,5 millones han recibido una para un total por encima de los 7,6 millones de ciudadanos inmunizados al menos parcialmente.

Las buenas cifras de vacunación no quieren decir que el virus haya sido erradicado, ya que hay 41.177 casos activos en el país, de los que 793 son graves.

En lo que va de pandemia, Israel ha registrado 785.810 contagios y 5.631 muertes a causa de la COVID-19.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí