MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, y el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, han firmado este jueves un nuevo convenio para brindar seguro médico a 10.000 personas solicitantes de asilo y refugiadas en el país.

Grandi y Alvarado han reafirmado su apoyo a la implementación de políticas e iniciativas de protección e integración a los refugiados en una reunión en San José, la capital del país centroamericano.

Según ha informado la ONU en un comunicado, el convenio permitirá ampliar el seguro médico del que ya gozan 6.000 de las personas solicitantes de asilo y refugiados más vulnerables desde 2020, y podrá alcanzar a 4.000 personas más durante este año.

En este sentido, el presidente costarricense ha señalado que esto «marcará una gran diferencia en la calidad de vida de las familias que han huido de sus países en busca de refugio para salvaguardar sus vidas y las de sus familias. En especial en momentos donde la pandemia ha mostrado las grandes brechas de desigualdad en todo el mundo».

El seguro médico bajo el convenio ACNUR y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) tiene un coste de 2,3 millones de dólares (más de 1,8 millones de euros) que se financian por parte del organismo de la ONU.

«Costa Rica alberga a más de 85.000 solicitantes de asilo nicaragüenses que huyeron de la violencia y la persecución. Protegerlos en tiempos de COVID-19 incluyéndolos en las respuestas nacionales, como lo está haciendo este país, debe ser el camino a seguir por todos», ha subrayado, por su parte, Grandi sobre la firma del acuerdo.

En el encuentro entre ACNUR y el Gobierno de Costa Rica también se ha abordado la situación por la que atraviesa el país a causa de la pandemia de la COVID-19 y el efecto que ha tenido en la atención de los movimientos mixtos que llegan a Costa Rica de migrantes y personas en búsqueda de protección internacional.

Asimismo, durante su visita al país esta semana, Grandi ha recorrido la zona norte del país para reunirse con refugiados y solicitantes de asilo, así como con los alcaldes de Upala, La Cruz, Los Chiles, Guatuso y San Carlos para tratar los desafíos y oportunidades de trabajo en conjunto en la respuesta a las personas desplazadas.

El Alto Comisionado también ha participado en un panel de alto nivel con el sector privado en San José para discutir las buenas prácticas de las empresas en la inclusión de las personas refugiadas en sus fuerzas laborales.

«La solidaridad de Costa Rica con los que se vieron obligados a huir ha sido notable. Quisiera insistir en la necesidad de más apoyo internacional para pueda seguir protegiendo a los solicitantes de asilo», ha insistido Grandi durante su visita.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí