Fotografía de archivo tomada el pasado 8 de octubre en la que se registró a una emprendedora cubana en una feria de trabajadores por cuenta propia, donde exhibe a la venta fundas y otros accesorios importados para celulares, en La Habana (Cuba). EFE/Yander Zamora
Fotografía de archivo tomada el pasado 8 de octubre en la que se registró a una emprendedora cubana en una feria de trabajadores por cuenta propia, donde exhibe a la venta fundas y otros accesorios importados para celulares, en La Habana (Cuba). EFE/Yander Zamora
(Yander Zamora/)

La Habana, 13 oct (EFE).- Otras 60 nuevas micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) privadas y 4 cooperativas, recibieron este miércoles la aprobación del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) de Cuba, con lo que suman 168 las solicitudes autorizadas de estos actores económicos.
De ese total, 39 tienen como actividad económica principal la producción de alimentos y otras 34 pertenecen al área manufacturera, hasta ahora los negocios más representados en estas empresas, y en este grupo está incluida la fabricación de materiales de la construcción.
Una nota del MEP precisa que, por su origen, 101 de estos son reconversión de negocios preexistentes, mientras que 67 son de reciente conformación.
Añade además que las 162 mipymes y las 6 cooperativas aprobadas hasta ahora han generado unos 2.377 empleos.
También se conoció que hoy fueron oficialmente constituidas en La Habana las dos primeras medianas empresas en la isla, Dofleini Software, especializada en actividades de programación e informática, y otra denominada Guajiritos.
El Gobierno cubano aprobó en agosto pasado 8 decretos-leyes con los que reconoce y amplía la gestión de las mipymes, las cooperativas no agropecuarias y el trabajo por cuenta propia (autónomo) como actores económicos.
Asimismo, identifica como actores económicos del país a la empresa estatal socialista (el principal), las cooperativas no agropecuarias, el trabajo por cuenta propia (privado) y las mipymes.
Las mipymes cubanas pueden tener propiedad estatal, privada o mixta, son —según las normativas que rigen su creación y funcionamiento— unidades económicas con personalidad jurídica, que poseen dimensiones y características propias, y tienen como objeto desarrollar la producción de bienes, así como la prestación de servicios que satisfagan necesidades de la sociedad.
Pueden estar integradas por uno o más socios, se constituyen como sociedades mercantiles y se clasifican en dependencia del número de personas ocupadas como: micro empresa, cuyo rango de ocupados es de uno a 10 personas; pequeña empresa, de 11 a 35; y mediana empresa, de 36 a 100 personas.
Junto a las mipymes también figuran las cooperativas no agropecuarias, un nuevo actor económico surgido en 2010 tras la ampliación del trabajo privado emprendida como parte de las reformas del ex-presidente Raúl Castro para «actualizar» el ineficiente modelo centralizado de la isla. EFE
rmo/lh/lll

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí