Así como entre los perros y los gatos existen distintas razas con características especiales que quieren los tienen distinguen y posiblemente hayan evaluado al comprarlos, en el mundo de los peces también es frecuente que la mascota sea elegida por su apariencia, tamaño, colores y comportamiento. Un pez que suele ser conocido por sus colores brillantes y vistosos y que muchas veces es codiciado por su extremada adaptabilidad a ambientes disímiles es el Pez Betta.

Existen varios tipos de peces betta: betta corona, betta cooper y betta dragón entre otros. Asimismo, estos suelen elegirse en machos o hembras dependiendo del carácter buscado y la compañía que van a tener en la pecera. Son peces considerados muy inteligentes e incluso pueden llegar a ser entrenados para hacer diferentes trucos.

Pero también se caracterizan por otras curiosidades, como el hecho de que cuentan con un órgano que les permite respirar aire de la superficie, estando fuera del agua.

El Pez Betta es muy aconsejable entonces. Pero cuáles son los cuidados, la pecera y todas aquellas cosas que necesitas saber para tener uno.

Pez Betta en una burbuja diseñada por Eliana Mazziotti, (su hija en la foto)

Pez Betta en una burbuja diseñada por Eliana Mazziotti, (su hija en la foto)

Cómo cuidar un pez Betta

El pez Betta es originario del sudeste asiático, y son maravillosos y muy variados en países como Tailandia, Laos o Vietnam. Su vida, claro, es muy diferente en la naturaleza o cuando nacen en criaderos para vivir en una pecera. En su hábitat natural viven dos años. Mientras que en la pecera pueden vivir hasta 4 o 5 años. Son peces de agua dulce y cálida. Lo ideal es mantener el agua de la pecera a unos 26 grados. Ya en 22 grados o por debajo, los Betta se enferman.

Llegan a medir hasta 6,5 centímetros. Y aunque al nacer son iguales, desde los dos meses, cuando empiezan a desarrollarse, el macho se vuelve más grande y se diferencia claramente de las hembras. Sus colores con maravillosos y muy variados. En la naturaleza, estos peces son rojizos, verdes o marrones. Pero con la cría fuera del hábitat natural adquieren muchos otros colores como el azul, naranja, chocolate, morado, negro, rosa, platinado o rojo vivo.

Increíble cantidad de colores tienen los Pez Betta.

Increíble cantidad de colores tienen los Pez Betta.

Un pez Betta de pecera no debe estar en un lugar demasiado pequeño, (nunca menos de una pecera de 10 litros, de 20 litros es mucho más aconsejable) porque necesita un hábitat estimulante y también bastante espacio para poder nadar y esconderse. Las cuevas acuáticas o las esquinas densas y con plantas funcionan muy bien para hacer que un pez Betta se sienta seguro. Además, dos machos no deben vivir juntos porque son muy agresivos, aunque pueden vivir con otras especies. En el caso de las hembras Betta, estas sí pueden vivir juntas.

Para cuidar a este pez es importante proporcionarle una pecera amplia con una la bomba de agua silenciosa para que no se estrese y mantener la temperatura cálida. No hay que olvidarse de colocar un filtro (y cambiarlo periódicamente) para poder mantener el agua limpia en todo momento.

Pez Betta Corona hembra. Son muy delicadas. Y con menos colores.

Pez Betta Corona hembra. Son muy delicadas. Y con menos colores.

Cuidados y alimentación del pez Betta

Los peces Betta (como la mayoría de los peces) solo necesitan comer una vez al día. Si bien hay gente que prefiere repartir su dosis diarias en dos veces. La porción debe ser la de la mayoría de los peces de acuario, equivalente a de 5 a 7 bolitas de la comida de pez que se vende en las veterinarias normalmente.

También se le pueden dar escamas o alimento vivo (larvas de mosquito o lombrices que se compran en tiendas especializadas), aunque es conveniente no excederse porque el pez Betta tiende a sobrealimentarse.

Macho y hembra. El macho tiene las aletas más grandes.

Macho y hembra. El macho tiene las aletas más grandes.

Con qué otros peces puedo colocarlo

Los machos tienden a luchar con otros bettas de cualquier género, mientras que hasta cinco hembras Betta pueden mantenerse juntas en relativa armonía en un tanque. Por esa razón, si se tiene uno macho, es mejor que no sea con ningún otro macho u otro pez que pueda ser agresivo.

En el caso de otros peces coloridos, tampoco se recomienda porque podría confundirlo con un Betta y atacarlo. Los Bettas no congenian bien con otros peces territoriales o que ocupen la parte alta del acuario, así como con peces depredadores, reptiles y anfibios.

Otro tipo de pez Betta: el dragon. Hay muchos tipos.

Otro tipo de pez Betta: el dragon. Hay muchos tipos.

En cambio, sí podrían convivir potencialmente con peces de fondo, como los Chupalgas o los Ancistrus, peces de carácter pasivo, como los Hemigrammus Rhodostomus y otros de actitud tranquila, como los Corydoras o los Kuhlii.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí