Una investigación preliminar de la Sociedad Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) descubrió que dar más pasos al día, ya sea de una vez o en períodos más cortos, puede ayudar a las personas a vivir más tiempo.

Caminar es una de las formas más seguras y sencillas de mejorar el estado físico y la salud, incluyendo la del corazón. Las pautas de acondicionamiento físico para adultos de la AHA recomiendan al menos 150 minutos por semana de actividad física moderada, o 75 minutos de actividad física vigorosa. También una combinación de ambas.

Los resultados de la investigación fueron presentados en la Conferencia de Epidemiología, Prevención, Estilo de Vida y Salud Cardiometabólica 2021 de la asociación. Se trata de una reunión que ofrece los datos de la ciencia más reciente sobre la salud y el bienestar basados ​​en la población y las implicaciones para el estilo de vida.

Un beneficio mensurable

“Los avances tecnológicos realizados en las últimas décadas han permitido a los investigadores medir períodos breves de actividad. Mientras que, en el pasado, estábamos limitados a medir solo las actividades que las personas podían recordar en un cuestionario ”, dijo el autor principal del estudio, Christopher C. Moore, del área de epidemiología en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

En la actualidad, mediante aplicaciones de fitness y contadores de pasos, registrar los movimientos de las personas, por mínimos que sean, así como registrar su eficacia, resulta muy sencillo. «Con la ayuda de dispositivos portátiles, más investigaciones indican que cualquier tipo de movimiento es mejor que permanecer sedentario», indican.

Hacer tareas adicionales en la casa como cuidar el jardín también ayuda a combatir el sedentarismo. Foto Shutterstock.

Hacer tareas adicionales en la casa como cuidar el jardín también ayuda a combatir el sedentarismo. Foto Shutterstock.

De esta forma, los investigadores utilizaron un dispositivo portátil de conteo de pasos para comparar los efectos de series ininterrumpidas de pasos (10 minutos o más) con sesiones cortas ocasionales, como subir escaleras y actividades diarias generales, durante todo un día.

El estudio

Entre 2011 y 2015, 16.732 mujeres de más de 60 años (con un promedio de 72) usaron un dispositivo en la cintura que medía sus pasos diarios y «patrones de caminar» durante cuatro a siete días. Estaban enroladas en el Women’s Health Study (Estudio de salud de la mujer), un gran estudio nacional sobre enfermedades cardíacas , cáncer y otras formas de prevención de afecciones a largo plazo.

Los investigadores dividieron el número total de pasos de cada participante del estudio en dos grupos: el primero, de diez minutos o períodos más largos de caminata con pocas interrupciones; y el segundo, de pasos cortos de caminata durante las actividades diarias regulares como las tareas del hogar, subir escaleras o caminar hacia o desde un auto. En el seguimiento, rastrearon las muertes por cualquier causa durante un promedio de seis años, hasta el 31 de diciembre de 2019.

Los resultados hallados mostraron que los participantes del estudio que dieron más pasos en períodos cortos vivieron más tiempo, independientemente de la cantidad de pasos que dieran en períodos más largos e ininterrumpidos. Los beneficios se estabilizaron en aproximadamente 4.500 pasos por día en períodos cortos.

Si se compara con la situación de personas sedentarias, cada aumento inicial de mil pasos por día se asoció con una disminución del 28% en la muerte durante el período de seguimiento.

Estacionar el auto más lejos que lo habitual es otra estrategia fácil de implementar para incrementar la cantidad de pasos diarios. Foto Shutterstock.

Estacionar el auto más lejos que lo habitual es otra estrategia fácil de implementar para incrementar la cantidad de pasos diarios. Foto Shutterstock.

Un análisis previo de las mismas mujeres informó que las que daban 4.500 pasos por día tenían un riesgo de muerte significativamente menor en comparación con las mujeres menos activas. “ Dar dos mil o más pasos adicionales se asoció con mayores beneficios para la longevidad ”, afirma Moore.

“Los adultos mayores enfrentan muchas barreras para participar en programas estructurados de ejercicio, por lo que a algunos les puede resultar más conveniente y placentero aumentar las conductas diarias de caminar, como estacionarse un poco más lejos de su destino o hacer algunas tareas domésticas adicionales o en el jardín”, agrega.

Dado que todos los participantes del estudio eran mayores y en su mayoría mujeres blancas no hispanas, se necesitarán más investigaciones para determinar si dichos resultados se aplican efectivamente a hombres, mujeres más jóvenes, y personas de diversos grupos raciales y étnicos.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí