Una novedad que puede cambiar muchas costumbres. Es que sea por recomendación o por decisión propia, las familias bilingües en las que a algún integrante se le diagnostica autismo suelen abandonar uno de los dos idiomas, debido a que el autismo es un trastorno del neurodesarrollo que afecta precisamente la adquisición del habla, y se busca no interferir en el proceso de aprendizaje de habilidades comunicativas.

Sin embargo, un estudio descubrió que el bilingüismo puede «compensar parcialmente» ciertos déficits fundamentales, como las funciones ejecutivas y la teoría de la mente (comprender perspectivas y creencias de otras personas).

El autista es uno de los trastornos del desarrollo neurológico más comunes: afecta a más de uno cada cien chicos. Una de las áreas implicadas es la relativa a la teoría de la mente, que afecta particularmente la dimensión social, ya que se presentan dificultades a la hora de comprender los deseos y las emociones de un otro.

Las habilidades que se ponen en juego al hablar dos idiomas podrían mitigar el déficit socio-comunicativo propio del autismo. Foto Shutterstock.

Las habilidades que se ponen en juego al hablar dos idiomas podrían mitigar el déficit socio-comunicativo propio del autismo. Foto Shutterstock.

La importancia del estudio, realizado por un investigador de la Universidad de Ginebra (UNIGE, Suiza) en colaboración con las Universidades de Tesalia (Grecia) y Cambridge (Gran Bretaña), radica precisamente en cómo pueden ejercitarse mediante el uso de dos idiomas este tipo de habilidades.

«Los niños con autismo tienen dificultades para ponerse en el lugar de su interlocutor, enfocarse en el punto de vista de este último y así desviar su atención de su propia perspectiva», explica Stéphanie Durrleman, investigadora del Departamento de Lingüística de la Facultad de Artes de la UNIGE y coautora del estudio, por lo que, por lo general, las funciones ejecutivas están afectadas, incluyendo las habilidades de atención.

​Las características del estudio

Estudios sobre bilingüismo habían demostrado que los niños sin autismo que usan varios idiomas tienen tanto una mayor teoría de la mente como habilidades de funciones ejecutivas, si se comparan con niños monolingües. ¿Podrían los beneficios del bilingüismo aplicarse a niños con autismo?

En este sentido, Durrleman señala: «El bilingüismo parece aportar beneficios precisamente allí donde el niño autista tiene dificultades», antes de interrogarse: «Nos preguntamos si los niños autistas bilingües logran mitigar las dificultades de su trastorno del desarrollo neurológico utilizando dos idiomas todos los días».

Esa, de hecho se convirtió, en la hipótesis a probar. Para ello, y con el fin de observar los efectos concretos del bilingüismo en sus habilidades sociocomunicativas, los investigadores siguieron a 103 niños con trastorno del espectro autista de entre 6 y 15 años -43 de los cuales eran bilingües- agrupados según edad, género y la intensidad de su trastorno.

Al pedirles que realizaran tareas cuyo objetivo era evaluar su teoría de la mente y las habilidades de las funciones ejecutivas, los bilingües se distinguieron rápidamente por obtener una puntuación más alta que sus pares monolingües.

En palabras de Eleni Peristeri, investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tesalia y coautora del estudio: «En tareas relacionadas con la teoría de la mente, es decir, su capacidad para comprender el comportamiento de otra persona poniéndose en su lugar, los niños bilingües dieron un 76% de respuestas correctas, frente al 57% de los niños monolingües», apunta.

Lo mismo ocurre con las funciones ejecutivas: la puntuación de respuestas correctas en bilingües es el doble que en monolingües.

¿A qué se atribuyen las diferencias?

Básicamente, a que, como explica Peristeri, el hecho de hablar en dos idiomas hace que el niño deba tener en cuenta a la hora de hablar el conocimiento de los demás. «El bilingüismo requiere que el niño trabaje primero en habilidades directamente relacionadas con la teoría de la mente».

Muchas familias abandonaban un idioma. Pero el bilingüismo podría ayudar a mitigar ciertos déficits propios del trastorno. Foto Shutterstock.

Muchas familias abandonaban un idioma. Pero el bilingüismo podría ayudar a mitigar ciertos déficits propios del trastorno. Foto Shutterstock.

En este sentido, debe preguntarse: «¿La persona con la que estoy hablando habla griego o albanés? ¿En qué idioma debo hablar? Entonces, en una segunda fase, el niño utiliza sus funciones ejecutivas concentrando su atención en un idioma, mientras inhibe el segundo”, explica la investigadora. Una auténtica gimnasia para el cerebro, que actúa precisamente sobre los déficits vinculados al trastorno autista.

Fomentar el bilingüismo, en lugar de renunciar

Una de las conclusiones que se desprende de sus evaluaciones – y que entusiasma a los investigadores- es que «el bilingüismo es muy beneficioso para los niños con trastornos del espectro autista», como afirma Durrleman.

Por otro lado, descartaron que el nivel socioeconómico en el que crecieron los participantes sea un factor que incida en los resultados: los niños bilingües se encontraban en su mayoría en un entorno socioeconómico más bajo que los monolingües. «Por lo tanto, podemos afirmar que los beneficios en la teoría de la mente y las funciones ejecutivas surgen en los bilingües, incluso cuando existe una desventaja socioeconómica», afirma el investigador de Ginebra.

Estos hallazgos adquieren relevancia a la hora de pensar en el cuidado de los niños diagnosticados con autismo.

«De hecho, dado que este trastorno del neurodesarrollo a menudo afecta la adquisición del lenguaje, las familias bilingües tienden a renunciar al uso de uno de los dos idiomas para no exacerbar el proceso de aprendizaje. Sin embargo, ahora está claro que lejos de poner en dificultades a los niños con autismo, el bilingüismo puede, por el contrario, ayudar a estos niños a superar varios aspectos de su trastorno, sirviendo como una especie de terapia natural ”, concluye Stéphanie Durrleman.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí