Crimen de Nahuel Lopez en Berazategui
Nahuel tenía 20 años

Un efectivo de la Policía de la provincia de Buenos Aires fue detenido este martes por la tarde como acusado del homicidio de un joven que murió baleado el fin de semana pasado en el partido bonaerense de Berazategui.

Se trata del oficial Sergio Mamonte, de la Unidad de Policía de Prevención Local de Lomas de Zamora, quien en las próximas horas será indagado por el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en perjuicio de Nahuel López, un joven de 20 años que se dedicaba a hacer changas como repartidor.

El fiscal de la causa, Cristian Granados, dispuso la aprehensión de urgencia del efectivo luego de recibir una serie de declaraciones de testigos presenciales del hecho: apuntan contra el sospechoso como el responsable de disparar contra Nahuel y su grupo de amigos. “Empezó a tirar tiros de la nada a quemarropa”, comentó un amigo y testigo del hecho.

Crimen de Nahuel Lopez en Berazategui
El lunes hubo una movilización en reclamo de justicia por el crimen

Según lo detallado en la investigación que recién comienza, las autoridades temían que el policía abandonara su domicilio, ubicado a metros de la escena del crimen, en Berazategui; pero eso finalmente no ocurrió porque allí fue aprehendido por personal de la Subdelegación Departamental de Investigaciones.

En tanto, las fuentes policiales indicaron que Asuntos Internos aún no ha adoptado ninguna medida sobre Mamonte a la espera de que se lleve a cabo la declaración indagatoria ante el fiscal Granados.

A su vez, el funcionario judicial aguardaba para las próximas horas los resultados preliminares de la autopsia al cuerpo de Nahuel, que se llevará a cabo en la Morgue Judicial de Lomas de Zamora, con peritos de la Procuración provincial.

Este lunes último, la familia de la víctima marchó a la sede de la fiscalía en reclamo de justicia y negó la versión inicial de la Policía que afirmaba que la víctima había participado de un asalto y amenazado con un arma blanca al efectivo Mamonte.

“Esas son todas mentiras”, dijo a Télam Mónica López, la madre del joven asesinado, quien encabezó esa movilización en la que denunció que se trató de un caso de “gatillo fácil”.

El hecho ocurrió el viernes pasado por la tarde, en calles 131 y 5, de Berazategui, donde se produjo un enfrentamiento entre dos grupos de jóvenes, en medio del cual Nahuel recibió un balazo en el estómago que le provocó la muerte un día después.

Los médicos determinaron que la víctima presentaba una herida de arma de fuego con orificio de entrada y de salida, por lo que no se podrá recuperar del cuerpo un plomo para cotejo balístico.

Una fuente reseñada por la agencia estatal de noticias detalló que hasta el momento no se pudo comprobar la versión inicial de la Policía de que Nahuel había participado de un asalto e intentó agredir con un arma blanca a Mamonte, quien se encontraba franco de servicio y vestido de civil, y efectuó varios disparos.

Crimen de Nahuel Lopez en Berazategui
El joven fue asesinado el jueves

Estábamos en un enfrentamiento barrio contra barrio cuando salió un muchacho de adentro de una casa, con remera blanca, que supuestamente era policía. Nunca dio una señal de alto ni dijo que era policía, nada. Salió y empezó a tirar tiros de la nada a quemarropa. Fue ahí cuando Nahuel fue a buscar sus zapatillas y ahí le impactó el tiro en la panza. Lo trasladaron en moto”, relató un amigo desde la movilización que hicieron para pedir justicia.

“Ese policía le sacó la vida a mi hermano, era un amigo de nosotros. Siempre estaba con nosotros. Lo que queremos es que se haga justicia y que quede en cana porque esto no puede quedar así. Acá la Policía se lava las manos, no hace nada. Queremos justicia, la familia de él, los amigos. Que quede en cana ese asesino. Basta de gatillo fácil”, agregó.

Según los investigadores en el enfrentamiento también hubo otras personas armadas, al tiempo que en la escena del crimen se secuestraron una vaina servida, dos tacos de cartucho de escopeta y un proyectil que impactó en el frente de una casa, pero no se halló ninguna arma blanca.

Crimen de Nahuel Lopez en Berazategui
Nahuel murió de un tiro y por el hecho detuvieron a un policía de la Provincia de Buenos Aires

“El policía tiró a matar. Le tocó a mi hijo pero esa bala era para cualquiera”, insistió Mónica, quien también criticó que en un primer momento no quisieron tomarle la denuncia en la comisaría 1ra. de Berazategui. “Acá estamos todas las mamás para que no exista el gatillo fácil. Castigo para el gatillo fácil. Queremos justicia”, agregó la mamá, casi con la voz quebrada.

Por otro lado, las fuentes policiales informaron que el efectivo había disparado cuando intervino para frustrar un intento de robo al hijo de un panadero del barrio y del que aparentemente había participado Nahuel juntos a otros dos jóvenes.

De acuerdo a esa versión inicial, el policía se identificó como tal y primero realizó tres disparos hacia el suelo para poder disuadir el ataque y como consecuencia de ello, uno de los sospechosos aparentemente lo amenazó con un arma blanca tipo “faca”. Posteriormente el efectivo repelió la agresión y le efectuó un disparo que lo dejó malherido.

El baleado fue cargado en una motocicleta y trasladado al Centro Municipal de Salud Doctor Javier Sábatto, de Berazategui, donde lo derivaron al Hospital Evita Pueblo del mismo partido, en el que falleció el sábado tras ser intervenido quirúrgicamente.

SEGUIR LEYENDO:

Gatillo fácil en Mendoza: un policía de la Federal fue detenido por matar a un padre de cuatro hijos de un tiro en el pecho

Un policía de la Ciudad fue detenido por robar un kiosco cerca de la comisaría en la que trabaja

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí