El BCRA regula los precios del dólar. (EFE)
El BCRA regula los precios del dólar. (EFE) (EFEI0023/)

El dólar libre es operado este martes a $140 para la venta en el reducido mercado paralelo. La divisa “blue” anota una pérdida de 15,7% o 26 pesos en lo que va de 2021. Y en poco más de cinco meses cae 28,2% o 55 pesos, tras anotar un máximo histórico de $195 para la venta el 23 de octubre del año pasado.

El dólar paralelo toca así su piso de 2021 -ya había negociado a este valor el pasado 11 de marzo- y regresa a su precio mínimo desde el 18 de septiembre de 2020.

En el mercado mayorista, la divisa avanza apenas cinco centavos, a $92,29, con una brecha de 51,7% respecto del dólar marginal, la más reducida desde el 15 de abril de 2020.

El dólar oficial finalizó marzo con un aumento de 2,4%, y en lo que va de 2021 el tipo de cambio oficial avanzó un 9,7%, unos 3 puntos por debajo de la inflación del período.

El BCRA aprovecha para comprar divisas mientras el mercado gana profundidad por el aumento de las liquidaciones del agro

“El mercado ganó además algo de profundidad en el marco de una mayor oferta privada que le permitió al Banco Central cerrar con un saldo neto positivo”, refirió un reporte de Portfolio Personal Inversiones, en “una tendencia que viene repitiéndose hacer ya varias semanas con una demanda regulada y en medio de una mayor presencia del sector agroexportador”.

El Central acumula en poco más de cuatro meses -desde diciembre de 2020- un saldo comprador de unos USD 3.000 millones, apuntalado por ingresos récord del agro, que liquidó más de USD 8.400 millones entre diciembre y marzo.

“Frente al abaratamiento de los dólares financieros, se hace más tentador para los inversores dolarizarse, lo cual las colocaciones de títulos en pesos que viene realizando el Gobierno podrían dejar de ser atractivas. Una baja en las colocaciones podría derivar en una mayor emisión monetaria. Para evitar que inversores se vuelquen al dólar, las tasas en pesos deberían incrementarse para no perder tal atractivo”, puntualizó un análisis de Research for Traders.

El 23 de marzo, los directores ejecutivos del Fondo Monetario Internacional (FMI) discutieron una nueva asignación para el total de países miembros de Derechos Especiales de Giro (DEG) por el equivalente a USD 650.000 millones, con el objetivo de reforzar las reservas y contribuir a la recuperación mundial tras la pandemia de COVID-19.

Moody’s consideró que el riesgo de un nuevo default sigue siendo alto pese a la inyección de nuevos DEG del FMI y los elevados precios internacionales

Un informe, Moody’s Investors Service consideró que “de ser aprobada, algo que consideramos muy probable, la asignación de DEG inyectará en Argentina nuevos fondos por USD 4.300 millones (1,1% del PBI), impulsando las limitadas reservas del país”.

Los analistas de Moody’s señalaron que “a pesar del apoyo temporario que representará una financiación externa adicional y el aumento de los precios internacionales de la soja, el riesgo de un nuevo default de la deuda externa privada de Argentina seguirá siendo alto en ausencia de un acuerdo con el FMI y un cambio material en el marco de políticas macroeconómicas del país, lo cual prevemos que no se concretará este año, dadas las elecciones legislativas de octubre”.

Las reservas internacionales subieron en la primera rueda hábil de abril unos USD 48 millones, a 39.645 millones de dólares.

SEGUÍ LEYENDO:

Para el Banco Central se abre este mes una ventana de oportunidad excepcional para acumular reservas

El BCRA puso un freno fuerte al dólar, que espera conservar hasta que llegue el clima electoral

El dólar “solidario” cayó en desgracia: se compraron sólo USD 200 millones en marzo

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí