Donald Trump, presidente de Estados Unidos (Reuters)
Donald Trump, presidente de Estados Unidos (Reuters)

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró este lunes que era «demasiado pronto» para reunirse con el canciller iraní, quien visitó por sorpresa la cumbre del G7 este fin de semana, pero insistió en que Washington no estaba buscando un cambio de régimen en Irán.

«Creo que es demasiado pronto para reunirse», dijo en rueda de prensa Trump, destacando que sabía de la visita del ministro de Exteriores Mohamad Javad Zarif para conversaciones informales.

«Sabía que iba a venir«, aseguró Trump acerca de la visita del jefe de la diplomacia persa, recientemente sancionado por el gobierno estadounidense. El viaje fue organizado por el presidente francés, Emmanuel Macron, en un intento por desbloquear las negociaciones diplomáticas sobre el programa nuclear de Teherán.

El canciller persa, recibido por Macron
El canciller persa, recibido por Macron

«Estaba al corriente de todo lo que (Macron) estaba haciendo y lo aprobé«, afirmó el presidente estadounidense. Además, afirmó que el dirigente francés había «pedido su aprobación».

El asunto asomaba como uno de los temas que más desacuerdos podría generar entre las potencias reunidas en Biarritz. Sin embargo, EEUU ha mostrado un tono más conciliador, con énfasis en el el objetivo común de garantizar que ese país no adquiera el arma nuclear.

«Hay una gran unidad«, dijo Trump, al lado de la canciller alemana Angela Merkel. «Hemos llegado más o menos a una conclusión», aseguró. Irán «es un país especial» que «tiene un gran potencial», pero «tiene que abandonar el terrorismo», añadió.

La líder alemana también destacó los avances: «Es un gran paso. Ahora hay una atmósfera en que el diálogo es bienvenido«.

Poco después Macron insistió en que Francia y Estados Unidos están de acuerdo en que Irán no debe tener nunca un arma nuclear. Seguidamente, el mandatario galo aseguró que «están dadas las condiciones» para un posible encuentro en el futuro entre Trump y el presidente de Irán, Hassan Rohani.

Mientras que en rueda de prensa el mandatario galo dijo que esperaba que «en las próximas semanas podamos conseguir que haya una entrevista entre Rohani y Trump, en la que yo mismo y nuestros socios también podríamos estar».

«Ese encuentro sería muy importante. Hemos creado las condiciones para que se produzca y para que haya un acuerdo», agregó.

Angela Merkel, canciller de Alemania, junto a Trump (Reuters)
Angela Merkel, canciller de Alemania, junto a Trump (Reuters)

El acuerdo nuclear de 2015, sellado tras arduas negociaciones, quedó en suspenso después de la retirada en 2018 de Estados Unidos, quien volvió a imponer duras sanciones a Teherán que están ahogando su economía.

Macron lleva meses tratando de desactivar las tensiones entre ambos países y buscando formas de reabrir el diálogo. En ese sentido, su reunión con Zarif durante la cumbre y el encuentro fue «positivo», según una fuente gubernamental francesa.

(Con información de AFP y EFE)



Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí