MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha anunciado que no presentará cargos federales por la violación de los derechos civiles contra el agente de Policía que disparó al joven de raza negra Jacob Blake el año pasado, en un incidente ocurrido en Wisconsin y que desató varios días de disturbios que dejaron dos muertos.

El agente de la Policía del condado de Kenosha Rusten Sheskey, disparó a Blake, de 30 años, el 23 de agosto de 2020 durante una llamada por disturbios domésticos. El tiroteo dejó a Blake paralizado en medio de un verano de disturbios en todo el país por tácticas policiales e injusticia racial.

En sus conclusiones, el Departamento de Justicia ha indicado que «las pruebas obtenidas son insuficientes para demostrar que el agente usó fuerza excesiva de manera intencionada» y que, en consecuencia, «la revisión de este incidente se ha cerrado sin un enjuiciamiento federal», según el comunicado.

Los fiscales estatales se negaron a presentar cargos contra Sheskey a principios de este año después de que las imágenes de video del incidente mostraran a Blake armado con un cuchillo.

El fiscal de distrito del condado de Kenosha, Michael Graveley, dijo en ese momento que las declaraciones de que Blake estaba desarmado se contradecían con las pruebas recabadas.

El suceso provocó protestas, marchas pacíficas y disturbios por todo el condado, que se saldaron también con dos muertes, después de que el supremacista blanco de 17 años Kyle Rittenhouse disparara contra una multitud.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí