WASHINGTON (AP) — El Departamento de Salud de Estados Unidos va a requerir que los empleados que cuiden o provean servicios a pacientes se vacunen contra el coronavirus, anunciaron funcionarios el jueves.

La orden del secretario de Salud, Xavier Becerra, afecta a más de 25.000 trabajadores médicos, contratistas, científicos, voluntarios y empleados en entrenamientos con los servicios federales de salud. Es aplicable a todos los empleados que interactúan regularmente con pacientes o cuyo trabajo pudiera poner a trabajadores en contacto con pacientes.

“Requerir que nuestra fuerza laboral se vacune protegerá a nuestros trabajadores federales, además de los pacientes y las personas a quienes atienden”, dijo Becerra en una declaración.

Desde el Pentágono hasta el Departamento de Asuntos de Veteranos militares y el estado de California, y desde Google hasta United Airlines, agencias del gobierno y grandes compañías están requiriendo que sus empleados se vacunen, en momentos en que la agresiva variante delta del coronavirus se disemina por el país, causando temores de que la pandemia lastre de nuevo la recuperación económica.

El Departamento de Salud tiene más de 80.000 empleados. Aquellos no cubiertos por la orden de Becerra quedarían bajo un reciente cambio de política por el presidente Joe Biden que requiere que los trabajadores y contratistas federales demuestren su estatus de vacunación e impone pruebas regulares del COVID-19 y ciertas restricciones a los no vacunados, aunque no ordena directamente vacunaciones.

Aunque las vacunaciones son casi universales entre los médicos, no se puede decir lo mismo de otras personas que trabajan en el área de la salud.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí