El precio del dólar oficial suma un incremento de 59,1% en 2019. (Adrián Escandar)
El precio del dólar oficial suma un incremento de 59,1% en 2019. (Adrián Escandar)

El precio del dólar en la última jornada cambiaria previa a las elecciones presidenciales mantuvo la tendencia alcista, en una plaza con elevado monto operado y regulada por la liquidez del Banco Central. La importante pérdida de reservas y el volumen de pesos excedentes por la salida de depósitos a plazo fijo -congruente con la reducción del stock de Leliq- añadió presión alcista al tipo de cambio en las últimas horas, una dinámica previsible ante la inminente definición electoral.

La autoridad monetaria repitió este viernes el mismo procedimiento que practicó el jueves: la realización de tres subastas de divisas por montos preestablecidos (por USD 200 millones) a lo largo de la rueda. En total se desprendió de 220 millones de dólares.

En el promedio de bancos del microcentro porteño el billete se ofrece a $64,51, un nuevo máximo histórico nominal. En las sucursales del Banco Nación, la divisa avanzó 2,50 pesos, $65 para la venta al público.

Las intervenciones del BCRA apuntaron a poner un “dique de contención” a 60 pesos para el dólar mayorista

En el mercado mayorista subió 55 centavos, a 60 pesos. El dólar mayorista alcanzó un máximo histórico de $60,40 el pasado 30 de agosto. En el transcurso de 2019 sumó un avance de 59,1%, frente a una inflación en torno al 40% en ese lapso.

El Banco Central lleva vendidos en el segmento mayorista unos USD 6.200 millones desde las elecciones primarias, para reducir la volatilidad de precios del mercado, cuando desde septiembre rige una restricción a la compra de divisas y transferencias al exterior con un máximo de USD 10.000 mensuales para personas físicas.

Desde las elecciones primarias hasta el pasado 21 de octubre, el Central sacrificó unos USD 5.130 millones de sus reservas para equilibrar la oferta en el mercado mayorista, aunque en las últimas ruedas debió inyectar entre 300 y 600 millones de dólares para evitar una devaluación del peso más profunda.

“El BCRA volvió a implementar el sistema de subastas, con el fin de dar mayor liquidez a un mercado que ya anticipa un posible endurecimiento del CEPO y una devaluación post elecciones”, indicaron en Portfolio Personal Inversiones.

Un informe de Research for Traders señaló que “los inversores se mantienen cautelosos a la espera de los resultados del domingo en los comicios. Se descuenta que el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, sea el ganador de la elección».

Añadieron que “sea cual fuere el mismo, se anticipa un endurecimiento del cepo a partir del lunes, para evitar que las reservas internacionales sigan cayendo y el tipo de cambio pueda volver a dispararse. Se habla que se podría reducir el monto máximo autorizado para comprar dólares”.

En las cotizaciones alternativas, el dólar cede a $81,56 para el “contado con liquidación”, con una brecha de 36% respecto del oficial, después de haber terminado ofrecido por encima de los $84 el jueves, mientras que el dólar MEP se transa a 76,01 pesos. En el reducido mercado paralelo, el dólar “blue” o libre se ofrece a 71,75 pesos.

Cabe recordar que la brecha cambiaria todavía no llega a la registrada en el último día de gobierno de Cristina Kirchner. El 9 de diciembre de 2015, con un control de cambios aún más rígido que el presente, la brecha entre el dólar oficial mayorista ($9,74) y el “contado con liqui” ($15,40) alcanzó el 58%, mientras que entre el minorista ($9,82 en promedio) y el “blue” (en $14,73) se ubicó en el 50 por ciento.

Mientras tanto, las reservas continuaron con su caída por 62° rueda, con un desplome de USD 833 millones el jueves, y se ubicaron en niveles de USD 45.258 millones, según datos sujetos a ajuste, al monto más bajo desde el 19 de junio de 2017. Desde las PASO los activos restan USD 21.051 millones (-31,7%), y unos USD 20.538 millones desde el inicio de 2019.

Por su parte, los depósitos privados en dólares en efectivo del día martes 22 (último dato disponible) presentaron un retroceso de USD 86 millones, para alcanzar los USD 20.658 millones, la cifra más baja desde diciembre de 2016. Desde las PASO la salida de estos depósitos del sistema financiero fue de USD 11.841 millones o 36,4 por ciento.

El Banco Central dejó sin cambios la tasa de política monetaria en la licitación de Letras de Liquidez (Leliq), a siete días de plazo, en 68,004% anual. No obstante, la entidad monetaria liberó este viernes más de $100.000 millones debido a la renovación parcial de sus títulos de deuda, liquidez que presiona sobre la demanda de divisas. En la semana redujo su stock de pasivos remunerados en casi $310.000 millones, un 29 por ciento.

La entidad que preside Guido Sandleris cuenta ahora con un stock de Leliq inferior a los $800.000 millones, el monto más bajo desde febrero pasado.

Desde Portfolio Personal Inversiones explicaron que “el Banco Central mantiene una postura expansiva en un promedio diario de $31.300 millones, lo que genera una presión adicional sobre el dólar”. La entidad monetaria acumula una baja de sus Letras próxima a los $300.000 millones en lo que va del mes.

El Central anunció el mes pasado que la baja para el piso del rendimiento de estos pasivos remunerados –exclusivos para ser suscriptos por bancos– a 68% en octubre, según un comunicado del Comité de Política Monetaria (COPOM).

SEGUÍ LEYENDO:

El día más tenso de una semana difícil: fuerte presión al Banco Central y un mercado de cambios más activo que nunca

Las reservas cayeron a USD 45.258 millones, el menor nivel en 28 meses

En medio de rumores, intentos para contener el dólar y más salida de depósitos, hoy el Banco Central perdió USD 883 millones de reservas

Se esperan más restricciones cambiarias tras las elecciones, en medio de una fuerte caída de reservas

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí