El jardinero izquierdo de los Rays de Tampa Bay, Randy Arozarena conecta un jonrón en solitario contra los Yanquis de Nueva York. EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO
El jardinero izquierdo de los Rays de Tampa Bay, Randy Arozarena conecta un jonrón en solitario contra los Yanquis de Nueva York. EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO
(EFEI0658/)

Houston (EE.UU.), 7 oct (EFE).- El guardabosques cubano Randy Arozarena volvió a ser el protagonista en las serie de postemporada de las Grandes Ligas al conectar jonrón por tercer juego consecutivo y poner a los Rays de Tampa Bay a una victoria de pasar a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, además de convertirse en el pelotero latinoamericano más destacado de la jornada.
En el Petco Park, de San Diego, Arozarena estuvo de nuevo encendido al pegar por tercer partido consecutivo de cuadrangular y dirigió el ataque de los Rays, que vencieron por 8-4 a los Yanquis de Nueva York.
Victoria que permite a los Rays ponerse con ventaja de 2-1 en la Serie de División que disputan al mejor de cinco y quedan a un triunfo de llegar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana por primera vez en 12 años.
La batería de los Rays la dirigió Arozarena (3), que pegó vuelacerca y llegó a las cuatro carreras impulsadas en lo que va de la serie ante los Yanquis.
El cubano mandó la pelota a la calle en el quinto episodio, sin corredores en los senderos, al castigar los lanzamientos del abridor japonés Masahiro Tanaka, sin outs en la entrada.
Arozarena, de 25 años, nacido en La Habana (Cuba), apodado «El cohete cubano», está teniendo una postemporada espectacular.
El cubano conectó cuadrangular ante el abridor estelar Gerrit Cole en la primera entrada del Juego 1, una victoria de los Yanquis por 9-3, y ante el novato dominicano Deivi García en la primera entrada del Juego 2, una victoria de los Rays por 7-5.
Esta vez conectó un tiro profundo al jardín izquierdo y dio a los Rays una ventaja de 5-1.
Arozarena, que se fue de 3 de 4 con una base por bolas, lidera a todos los jugadores en la postemporada con 12 imparables en cinco juegos.
El pelotero cubano se quedó sin hits en cinco apariciones en el plato en la postemporada del 2019 para los Cardenales de San Luis, que lo canjearon a los Rays, en enero.
El receptor puertorriqueño Michael Pérez (1) también conectó de cuatro esquinas en el sexto episodio llevando a un compañero en el camino, al superar el trabajo del relevo Chad Green, segundo de cinco lanzadores que subieron a la lomita por los Yanquis.
Fue el undécimo jonrón de un bateador noveno en la lista de bateo en esta postemporada, la mayor cantidad de todos los tiempos.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí