Bajo un estricto protocolo consensuado con las autoridades provinciales, locales de gastronomía volverán a tener atención en sus locales. Se venía trabajando en las medidas sanitarias y se sumó una capacitación. Bares, pizzerías y bodegones, más el polo gastronómico de Tomas Jofré, oxigenarán el difícil momento desde el próximo sábado.

El venidero sábado 5 de septiembre finalmente podrán abrir sus puertas, con estrictos protocolos para su funcionamiento, locales comerciales del rubro gastronómico. Lo que parecía una posibilidad lejana está apenas a unos días de convertirse en realidad. Hace ya largas semanas que se vienen desarrollando reuniones y el sábado próximo bares, pizzerías, bodegones y el polo gastronómico de Tomas Jofré entre otros, tendrá la ocasión de volver a recibir clientes en sus locales. Para ello deberán adaptarse a medidas que están muy claras y que dependerán de la responsabilidad tanto de los comerciantes como de los propios clientes. La nueva realidad que impone la pandemia derivó en estas charlas que también fueron parte del temario del Comité de Crisis, y allí se decidió la reapertura de los locales gastronómicos en nuestra ciudad, “con atención exclusiva a mercedinos”. Se informó que la apertura será mediante protocolos sanitarios intensos que tienen como objetivo resguardar la salud de todos. “Esta buena noticia está sujeta a la realidad epidemiológica que se viva en la ciudad”, dijo a este medio una autoridad local. Pues si bien el escenario actual lo permite no se descarta una revisión de la medida, aunque está lejos de las intenciones que los avances puedan devenir en posteriores retrocesos. “La fecha estimativa de reapertura es muy cercana, en apenas unas semanas. La atención es para mercedinos donde a través de diferentes áreas llevaremos los controles, como así también, los locales asumen la responsabilidad, a través de una declaración jurada, de no atender a ningún cliente que venga del AMBA, CABA, ni municipios de transmisión comunitaria”, expresaba hace algunos días el director de turismo, Martín Boragno. Se supo luego que el sábado 5 sería el día en que 70 locales del partido de Mercedes iban a poder reabrir.

Obligaciones

“Hay un montón de obligaciones que asume como responsabilidad el gastronómico, pero también tiene que hacerlo el consumidor, por eso se prepara información para que ellos puedan tomar el determinado compromiso. Esto es algo que debemos ir aprendiendo juntos y con el transcurso del tiempo deberemos ir internalizándolas”, aseguró el funcionario con relación a las medidas de seguridad sanitaria que deban adoptarse. Boragno señaló que “todos los gastronómicos debieron anotarse, a quienes se les presentó un protocolo individual para el establecimiento, donde a partir del modelo que nosotros les ofrecemos con directivas del Gobierno provincial, ellos debieron decirnos cuál es su capacidad de atención. Sumada a una declaración jurada donde asumen determinadas responsabilidades que tiene que ver con la toma de compromiso, en el respeto a los horarios, manteniendo las normas sanitarias, etc.”. Pero además durante la semana, concretamente entre el martes y miércoles último, sumaron una capacitación gratuita, dirigida a mozos y personal de cocina, mediante la cual, se los preparó e instruyó en medidas y formas de cuidado sanitarias en tiempos de COVID. En tal sentido esta semana estará disponible una plataforma web donde van a figurar los locales autorizados, “para reforzar todos los protocolos sanitarios para darle seguridad a los clientes de que van a llegar a un lugar en condiciones y mitigar a la máxima expresión la posibilidad de contagio” agregaron. El director de Turismo comentó además que a los salones de fiestas que hoy no pueden trabajar, “se les da la oportunidad que modifiquen sus espacios y puedan trabajar bajo la modalidad de restaurant”. La experiencia, bajo la llamada nueva normalidad, comenzará el sábado próximo. Un momento que muchos esperaban y que se han comprometido a asumir con la responsabilidad que requiere el caso a los efectos que la medida pueda tener continuidad.

Testimonios de empresas de la gastronomía

Los meses duros y la esperanza de la reapertura

La cuarentena hizo que sus “persianas” bajaran. El sector gastronómico fue de los más afectados por esta pandemia. A medida que se fueron flexibilizando otras actividades los responsables de este tipo de emprendimientos comenzaron a gestionar la posibilidad de apertura. En Mercedes hubo reuniones varias y en su mayoría muy prudentes y maduras, con una comprensión clara de la situación sanitaria. Estuvieron aquellos que subsistieron con delivery, otros que decidieron reinventarse con diferentes ofertas, no faltaron los que pusieron llave y emprendieron otro rubro para sobrevivir. Tantas personas como historias envuelven a los dueños de bares, pizzerías, restaurantes y bodegones de nuestro partido. Tomás Jofré perdió la temporada alta. Un duro golpe para todos ellos, incluidos feriantes y comerciantes de esa localidad. “El pueblo se volvió fantasma”, decía uno de los residentes en ese lugar. Otros memoriosos lo ubicaban en comparación con aquellos días en que el ferrocarril dejó de transitar por los rieles del Belgrano. Hasta se hablaba que 2020 era un año totalmente perdido. Pero hay una nueva chance. El sábado próximo reabrirán muchos de ellos. En la ciudad y en la zona rural. Con responsabilidades y desafíos. Pero todo lo que venga por delante no alcanzará para no recordar estos meses repletos de complicaciones. El responsable del restaurante Santa Victoria de Jofré, Mauricio Gollo, nos cuenta que los más de cinco meses fueron los más largos de la historia. “Hasta por una cuestión mental era necesario volver a trabajar. Es un paso importante poder abrir, aunque más no sea con gente de Mercedes aunque todos saben que un alto porcentaje de nuestros clientes no son mercedinos”, nos decía.

En términos económicos su realidad no dista de la que pasa el resto de los emprendimientos, “en este tipo de comercio los gastos fijos como los impuestos, las cargas sociales, seguros, el sostenimiento de los empleados… todo va sumando deuda. Pero ya estamos por abrir y debemos ser muy responsables. El comensal debe sentirse muy seguro, debe sentir que lo estamos cuidando con las medidas sanitarias. Eso es básico, incluso para poder seguir trabajando en el futuro”, destaca Gollo. Por su parte Claudio Brovelli de El Cabildo también comentaba sobre esta nueva etapa. “Fueron momentos muy duros cuando tuvimos que estar cerrados por completo. Cuando nos permitieron el delivery nos adaptamos, un mozo se puso de cocinero, lo mismo una de las chicas que tiraba café… todo el equipo se puso a la altura de las circunstancias y todos pudieron trabajar. Eso me pone muy contento”, comentaba. Sobre la inminente apertura el propietario del emprendimiento de 29 y 26 remarca que se preparan con todas las medidas exigidas, “cambiamos y acomodamos las mesas, respetar el protocolo, la protección de los empleados que es importantísima. La verdad es que nos sentimos acompañados por el municipio. Dios quiera que podamos arrancar y volver a disfrutar del encuentro con nuestros clientes y amigos…”, destacó.





Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí