En la mañana del pasado martes 17 de agosto dos delincuentes lograron sorprender a una pareja de vecinos que residen en una vivienda ubicada en calle 26 entre 15 y 17. Tras aprovechar que la vecina del inmueble (identificada como María García) salía, inmediatamente lograron “aprovecharlo”, y en una rápida intimidación obligaron a la víctima a ingresar a la finca, en donde también pudieron reducir al esposo de la mujer, Juan Carlos Chacra.

Ya dentro de la finca, los malvivientes reclamaban una suma de dinero, contando con el dato que el matrimonio había realizado una operación inmobiliaria meses antes. Sin embargo, luego de aquel trámite, el dinero habría sido invertido en otra situación por lo que al momento del hecho, en el lugar no existía el supuesto dinero que los cacos reclamaban.

Atento a esto, los delincuentes insistieron con su reclamo, y tras proceder a maniatar al matrimonio terminaron alzándose con una suma de dinero cercana a los 20 mil pesos.

Instantes más tardes, luego de zafarse de sus ataduras, y salir del baño donde habían quedado encerrados, las víctimas hicieron la denuncia correspondiente, y en cuestión de minutos llegaron al lugar distintos móviles policiales a la vez que se daba curso a la Fiscalía en turno.

En el domicilio se hizo presente personal del Policía Científica, quien realizó un relevamiento de rastros, a la vez que se tomaron una serie de datos a distintos vecinos de lugar.

Los pesquisas también trabajaban sobre la existencia de cámaras de seguridad que pudieran estar ubicadas en comercios o viviendas de los alrededores, y así poder contar con mayores elementos para la resolución del caso.

Felizmente, tanto Chacra como García se encontraban bien de salud, y solo algo perturbados por la situación que les tocó vivir en su propia casa.

En la causa tomó intervención la Unidad Fiscal de Instrucción 4, del Departamento Judicial Mercedes.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí