18/12/2020 El presidente del Partido Popular, Pablo Casado (i) y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, durante un paseo por el Monte de San Pedro, en A Coruña, Galicia (España), a 18 de diciembre de 2020. Posteriormente, ambos participarán en el acto "Galicia: más inversiones, menos impuestos".
POLITICA 
M. Dylan - Europa Press
18/12/2020 El presidente del Partido Popular, Pablo Casado (i) y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, durante un paseo por el Monte de San Pedro, en A Coruña, Galicia (España), a 18 de diciembre de 2020. Posteriormente, ambos participarán en el acto «Galicia: más inversiones, menos impuestos».
POLITICA
M. Dylan – Europa Press
(M. Dylan – Europa Press/)

Dice que el mandatario gallego coincide con Casado en que no le gustó lo que se vio esa jornada y pide que no se busque confrontarlos

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La cúpula del PP ha negado diferencias entre las declaraciones sobre el 1 de octubre que han realizado el líder del partido, Pablo Casado, y el presidente de Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y ha subrayado que ambos coinciden en que a «nadie» le «gustó» lo que se vio en esa jornada, según han informado a Europa Press fuentes de la dirección nacional de la formación.

Casado se ha reafirmado este jueves en las declaraciones que realizó hace un par de días asegurando que se tenía que haber «evitado» el 1-O, actuando «antes». Eso sí, ha subrayado que esto no era «ninguna novedad» porque es una reflexión que ya hizo ante las primarias del PP que se celebraron en 2018 para elegir al sucesor de Mariano Rajoy, en las que había otros dos exministros, también candidatos, que pensaban igual, en alusión a María Dolores de Cospedal y José Manuel García Margallo.

Este desmarque de Casado de la gestión del Ejecutivo de Rajoy el 1 de octubre se produce en plena campaña catalana. El pasado martes, en RAC1 afirmó que ese día decidió no salir en rueda de prensa –era el vicesecretario de Comunicación de la Ejecutiva de Rajoy– porque no estaba de acuerdo ni con los que decían que «se estaba votando en unas elecciones homologables» ni con los que decían que «ahí no se estaba votando». Según recalcó entonces y ha reiterado este jueves, era algo que «se tenía que haber evitado».

Al ser preguntado por esas palabras de su jefe de filas, Feijóo ha dicho desconocer «cuál era la escaleta» para la rueda de prensa posterior al 1 de octubre, una jornada en la que, en su opinión, «a ningún español le gustó lo que pasó en los colegios» donde «aparentemente se votaba un referéndum ilegal».

«A nadie le gusta que los políticos intenten subvertir el orden constitucional de su país. Y tampoco a nadie le gusta ver los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado teniendo que disolver las manifestaciones. Pero lo que está claro es que ante un ataque al Estado, el Estado tiene que defenderse», ha manifestado Feijóo, para añadir que la obligación del Estado es «defender la legalidad» y «eso fue lo que se hizo en Cataluña ese domingo».

‘GÉNOVA’ INSISTE EN QUE EL 1-O SE TENÍA QUE HABER EVITADO

Después de que los medios hayan enmarcado las palabras del presidente gallego como un respaldo a la actuación del Gobierno de Rajoy, fuentes de la dirección del PP han señalado que Feijóo ha dicho «lo mismo» que Casado porque coinciden en que «a nadie le gustó lo que se vio el 1 de octubre» de 2017 en Cataluña.

En este sentido, fuentes de la cúpula del PP se han quejado de que se busque «confrontar» al presidente del PP con el mandatario gallego cuando, según han insistido, han dicho «lo mismo. «Lo que ha defendido Feijóo lo ha defendido también Casado», han abundado.

Según ‘Génova’, Casado se ha limitado a decir lo que otros ministros de Rajoy dijeron también, que se tenía que haber «evitado» el 1-O. «Quizá actuando el 7 y el 8 de septiembre, quizá teniendo más información para que no llegaran las urnas y para que no se montaran las mesas electorales, o quizá desplegando las fuerzas policiales unas horas antes de que hubiera gente en los colegios electorales», ha manifestado este jueves en Telecinco.

CASADO SE DISTANCIA DE RAJOY TAMBIÉN POR EL CASO BÁRCENAS

En plena campaña catalana, el líder del PP también ha marcado distancias estos días con Rajoy tras la confesión del extesorero del PP Luis Bárcenas, garantizando además que no le «temblará el pulso» si se demuestra que algún militante actual del partido conocía la caja b, en alusión a dirigentes como el expresidente del Gobierno.

«No voy a pasar ni una. Si el juez determina que hay alguna responsabilidad por parte de algún militante del partido actual, es que no me va a temblar el pulso. Hay unos Estatutos y será suspendido o será expulsado, y lo quiero dejar muy claro», dijo el pasado lunes en Onda Cero, un compromiso con la «ejemplaridad» que ha repetido estos días coincidiendo con el comienzo del juicio sobre la presunta caja b del partido.

El presidente de los ‘populares’ ha querido quitar hierro este jueves al revuelo mediático que han provocado sus declaraciones de estos días. Por eso, ha asegurado que no hay novedad porque en verano de 2018, cuando se presentó a las primarias del PP, ya hablaba de una «triple crisis» del partido, de las tres ‘C’: la gestión del procés en Cataluña, la gestión de la crisis económica con subida de impuestos y la gestión de la corrupción».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí