Dos efectivos de la Policía Federal y dos de la de la Ciudad en la puerta del edificio (Foto: Thomas Khazki)
Dos efectivos de la Policía Federal y dos de la de la Ciudad en la puerta del edificio (Foto: Thomas Khazki)

Un turista italiano que ingresó a la Argentina el sábado 14 de marzo será expulsado del país luego de que una persona denunciara que no estaba cumpliendo con la cuarentena obligatoria que fue dispuesta para todas las personas que pisan suelo argentino tras arribar al país proveniente de los principales países de riesgo en el marco del brote mundial de coronavirus.

El hecho ocurrió en el barrio porteño de Colegiales, en la calle Ciudad de La Paz al 500. El hombre, que tiene 69 años y llegó en un vuelo de Alitalia, está alojado en un edificio de tres pisos que habría alquilado a través de una plataforma online. Los dos vecinos que lo denunciaron aseguraron que lo vieron salir del departamento en varias oportunidades.

En principio, tras un análisis, el hombre no presentó síntomas de COVID-19 y el Juzgado Federal n° 9, a cargo de Luis Rodríguez, determinó que una consigna policial se quede en la puerta del edificio para asegurarse de que el turista cumpla con la cuarentena antes de que sea expulsado del país. El hombre será trasladado mañana en un avión a la ciudad brasileña de San Pablo y luego volará a Europa desde allí.

La titular de Migraciones Florencia Carignano (Foto: Thomas Khazki)
La titular de Migraciones Florencia Carignano (Foto: Thomas Khazki)

En diálogo con los medios, la directora de Migraciones Florencia Carignano contó que ayer y hoy “vecinos llamaron a Migraciones e hicieron la denuncia en la policía” y que cuando llegaron las autoridades “le pedimos su pasaporte y constatamos con las bases de Migraciones que debía estar en cuarentena”.

Él dice que no rompió la cuarentena, pero los testigos lo vieron entrar al edificio. Por orden del Presidente estamos siendo muy estrictos, no vamos a soportar que nadie ponga en riesgo las medidas estrictas que estamos tomando”, agregó Carignano.

(Infobae)

En esa línea, la titular de Migraciones reveló que “me comuniqué con el cónsul, me dijo que lo expulsemos. Estamos pidiendo respuesta al juzgado que está interviniendo. El cónsul le está consiguiendo un pasaje, que se lo va a tener que pagar, y Migraciones le va a prohibir viajar a Argentina y va a tener una multa”.

No sabemos con quién tomó contacto, es una situación de riesgo, y este tipo de avivadas se tienen que acabar. El juzgado está evaluando las alternativas”, resaltó. Respecto de esas posibilidades, Carignano explicó que una es que sea trasladado hoy al aeropuerto de Ezeiza y la otra es que hoy duerma allí con una consigna policial en la puerta del edificio y que el traslado sea mañana.

El ciudadano italiano ingresó al país el 14 de marzo (Foto: Reuters)
El ciudadano italiano ingresó al país el 14 de marzo (Foto: Reuters) (BORJA SUAREZ/)

Ayer, la línea telefónica gratuita 134, generada por el Gobierno nacional para denunciar a personas que violan la cuarentena por el coronavirus, recibió en su primer día de funcionamiento 2.400 llamadas, de las cuales se investigan 130 casos.

La idea es que mediante esta iniciativa la gente se involucre y denuncie a aquellos ciudadanos que arribaron de alguno de los países de riesgo (toda Europa, Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur, Irán, Brasil y Chile) y no hacen la cuarentena obligatoria de 14 días decretada por el presidente Alberto Fernández.

La diferencia entre las llamadas recibidas y los casos a investigar se produjeron porque se se chequean si las denuncias son verosímiles, pero además, durante el primer día, muchos de los llamados fueron para pedir orientación porque las personas marcaron ese número debido a que no sabían a donde llamar.

En esta ocasión se comprobaron 130 denuncias reales luego de que se cruzaran los llamados con bases de dato del Ministerio de Salud y Migraciones. Por lo tanto, en esos casos se despliega de manera inmediata las fuerzas de seguridad para ir a verificar.

En los últimos días, Italia se convirtió en el principal afectado por el brote de COVID-19. De hecho, este miércoles, el Gobierno italiano informó que 475 personas murieron en ese país en las últimas 24 horas y el número de fallecidos por el coronavirus asciende ya a 2.978.

De acuerdo con la información que brindó el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, la última jornada fue la peor en cantidad de muertes para ese país desde que se desató la pandemia. En tanto, el número de casos positivos es de 28.710, unos 2.600 más que el martes, mientras que ya fueron dados de alta 4.025. Con ello, el número de contagios totales desde la detección del brote a finales de febrero es de 35.713, contando los positivos, los fallecidos y las altas.

El presidente de la región septentrional italiana de Lombardía, Attilio Fontana, advirtió de que “dentro de poco” el sistema sanitario no estará “en condiciones de dar una respuesta a quien enferma”, y rogó encarecidamente a la población que no salga de sus casas o de lo contrario se tendrán que aplicar medidas más estrictas.

Lombardía, cuya capital es Milán, reporta unos 16.000 casos y 1.640 fallecidos, y se posiciona como la región de Italia más golpeada por el coronavirus y donde se concentra la mitad de todos los casos del país. “Cada salida de casa es un riesgo para ustedes y para los demás”, añadió Attilio.

Noticia en desarrollo

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí