KABUL (AP) — Cinco afganos murieron y un médico y cooperante japonés sufrió heridas graves el miércoles cuando pistoleros abrieron fuego contra el auto en el que viajaba en el este de Afganistán, dijeron funcionarios. Entre las víctimas estaban los guardaespaldas del doctor, el conductor del vehículo y un pasajero.

El ataque ocurrió en la provincia oriental de Nangarhar y su objetivo era el médico japonés Tetsu Nakamura, que se dirigía a la capital, Jalalabad, según el vocero del gobernador de la región, Attaullah Khogyani.

Nakamura estaba en estado crítico y estaba siendo operado en un hospital local. Tras la intervención, será trasladado a la capital, Kabul, para recibir más tratamiento, señaló Gulzada Sanger, vocero del centro.

Nakamura dirigía la ONG japonesa Servicio Médico para la Paz en Nangarhar desde 2008. Llegó a Afganistán cuando su compañero y compatriota, Kazuya Ito, fue secuestrado y asesinado.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad por el ataque, el segundo contra cooperantes en Afganistán en otras tantas semanas. Tanto los talibanes como el grupo extremista Estado Islámico operan en la provincia.

La policía de Nangarhar dijo que estaba buscando a los agresores, que huyeron del lugar, y que tiene una investigación abierta.

A finales de noviembre, un trabajador estadounidense de la misión de Naciones Unidas en Afganistán fue asesinado y cinco afganos, incluyendo dos miembros de la misión, sufrieron heridas cuando una granada alcanzó un vehículo de la ONU en Kabul.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí