En la casa de Gian Piero Gasperini, el juego importa más que los futbolistas. El entrenador del Atalanta ha preferido empujar a la salida a su estrella ‘Papu’ Gómez antes que renunciar a sus ideas, que le han llevado a enfrentar al Real Madrid, el miércoles en la ida de octavos de Champions.

No importa que sea el gigante blanco, «no vamos a desnaturanizarnos», prometió el mayor de los técnicos que continúan en la carrera por la Liga de Campeones, de 63 años.

Gasperini comenzó su carrera como entrenador en las categorías inferiores de la Juventus en 1994.

Tras el Ajax y sus cuatro Champions y el Liverpool y sus cinco títulos en la fase de grupos, es el turno del Real Madrid de Zinedine Zidane, con su récord de 13 ‘Orejonas’, de desembarcar en Bérgamo.

Estos adversarios prestigiosos comprueban el crecimiento de un equipo italiano de provincias, convertido en uno de los mejores de Italia (tres veces en el Top-4 en las cuatro últimas temporadas).

Europa también conoce y aprecia a la ‘Dea’, que en su primera participación en la Liga de Campeones, el año pasado, alcanzó los cuartos, barriendo al Valencia en octavos y cayendo ante el luego finalista París SG.

– El caso Gómez –

Este curso ya no es una sorpresa encontrarse al equipo lombardo entre los 16 mejores, gracias principalmente a dos espectaculares victorias fuera de casa en Liverpool (2-0) y Amsterdam (1-0).

«Se jugará en dos partidos, nos gustaría llegar a Madrid en la vuelta con una oportunidad», señaló Gasperini, desde 2016 al frente del Atalanta.

Es el arquitecto del crecimiento del equipo, sin estrellas, pero con jugadores que responden a su filosofía ofensiva de pases rápidos y gran producción goleadora.

Conocido por su fuerte carácter, Gasperini ha sido amonestado en varias ocasiones por los árbitros de la Serie debido a sus quejas -este último fin de semana fue expulsado contra el Nápoles-.

En casa también ha tenido problemas. El otro emblema del club, el argentino ‘Papu’ Gómez, salió del Atalanta en enero para fichar por el Sevilla tras un duro enfrentamiento con el técnico.

– ‘Libre de mis elecciones’ –

«Gómez fue para nosotros el jugador más importante de los últimos cinco años, pero debo pensar qué es lo mejor para el equipo», señaló Gasperini, que desde la salida del argentino ha confiado las llaves del juego al joven italiano Matteo Pessina, de 23 años.

«Debo sentirme libre de hacer mis elecciones, con los jugadores, en función de los partidos. Es un principio que no puedo ignorar», señaló el técnico durante su conflicto con Gómez, en el que la prensa incluso publicó la posibilidad de su despido.

Tras sobrevivir a esta primera crisis pública en el Atalanta, ahora debe confirmar que sus elecciones le llevan por el buen camino.

Muchos hinchas esperan coronar este periodo espléndido con un título. Podría llegar en mayo, con la final de la Copa de Italia frente a la Juventus.

¿Y en la Champions? «No la podemos ganar, pero superar una ronda contra el Real Madrid sería ya increíble», señaló Gasperini.

alu/pm/psr

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí