Una mujer observa hoy los da�os a su vivienda entre los escombros que dej� el paso del hurac�n Iota, en la isla de Providencia, Archipi�lago de San Andr�s (Colombia). EFE/Mauricio Due�as Casta�eda
Una mujer observa hoy los da�os a su vivienda entre los escombros que dej� el paso del hurac�n Iota, en la isla de Providencia, Archipi�lago de San Andr�s (Colombia). EFE/Mauricio Due�as Casta�eda
(EFEI0499/)

Este 3 de febrero, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio (MinVivienda) anunció que inició la demolición y remoción de escombros en 90 terrenos de la isla de Providencia. Esta acción, indica la cartera, permitirá realizar estudios topográficos y de suelos para empezar a construir 1.134 viviendas nuevas para la población que perdió su hogar después del paso del huracán Iota en noviembre del año pasado.

“Hemos seleccionado ya 90 lotes donde se construirán las primeras viviendas nuevas de la Isla, especialmente en los sectores de Casa Baja (Bottom House) y Suroeste (Southwest). Destacamos además que una parte sustancial de la mano de obra será local, con lo cual no sólo garantizamos el proceso de participación de los habitantes, sino que generamos empleos directos e indirectos en la isla” afirmó Carlos Ruiz, viceministro de Vivienda, a través de un comunicado de prensa.

El Gobierno explicó que la elección de los territorios en los que se inició la demolición obedece a criterios técnicos y logísticos. Las entidades competentes se encargaron de hacer un diagnóstico de los daños estructurales de todas las viviendas en Providencia para determinar si había edificaciones que se podían salvar o si debían terminar de ser derribadas. En el primer caso, fueron 877 unidades habitacionales las que se repararon.

MinVivienda fijó la meta de demoler 24 estructuras por semana, y aseguró que simultáneamente se removerán los escombros que se produzcan en el proceso para así avanzar rápidamente. La entidad explicó que, a medida que avance el tiempo el equipo de trabajo tendrá más experiencia en la zona, lo que significa que se ahorrará más tiempo y recursos, tanto físicos, como humanos. La cartera sostuvo que con este ritmo de trabajo, en abril de este año al menos 290 viviendas ya estarán en construcción.

Cabe recordar que, la ejecución de las obras de reparación, así como la construcción de nuevas viviendas está a cargo de Findeter, la banca de desarrollo territorial. Además, la entidad está a cargo del dragado del embalse Agua Dulce, la construcción de los tanques de almacenamiento de agua de ese mismo cuerpo hídrico, el aeropuerto de Providencia y la reparación de los colegios Boyacá y Bomboná.

De igual forma, el Gobierno nacional destinará, a través de Findeter, alrededor de 50 mil millones de pesos para construir el alcantarillado pluvial del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. “Debemos empezar la licitación en los próximos dos meses; ayer se viabilizó el proyecto, ya tiene cierre financiero, se dispusieron los recursos. Debemos firmar convenio con Findeter la próxima semana y empezar la obra, que es lo más importante en el primer trimestre del 2021”, aseguró Jonathan Malagón, ministro de Vivienda, el pasado 20 de diciembre.

El Gobierno aseguró que está siguiendo de cerca la reconstrucción del archipiélago y que en este proceso quiere involucrar a la población. Teniendo esto en cuenta, las autoridades recordaron que los habitantes de Providencia podrán escoger la tipología de vivienda que más se adecue a las necesidades de sus familias.

Entre finales de noviembre e inicios de diciembre del año pasado las autoridades realizaron 20 mesas de diálogo y en las que cerca de 550 personas de la comunidad, técnicos y expertos locales y nacionales construyeron, de forma colaborativa, cuatro “tipos” de vivienda.

Las viviendas nuevas tendrán entre 50 y 70 metros cuadrados, terraza con los barandales típicos de las islas, sala-comedor, cocina, zona de labores, baño, dos o tres habitaciones y pozo séptico. Así mismo, se detalló que las cuatro tipologías cumplirán con las normas técnicas de resistencia a vientos de hasta 240 kilómetros por hora y contarán con zona segura en concreto para resguardarse ante eventuales tormentas y huracanes. Además, tendrán rampas de acceso para personas con discapacidad y/o de la tercera edad.

Le puede interesar:

Fiscal Francisco Barbosa, otro que llama “homicidios colectivos” a las violentas masacres que se registran en Colombia

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí