SINGAPUR (AP) — La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, se entrevistó el lunes con el presidente y el primer ministro de Singapur para iniciar una gira en el sureste asiático centrada en reforzar alianzas en la región, una labor complicada por la caótica retirada estadounidense de Afganistán.

El viaje, que llevará a Harris a Singapur y después a Vietnam esta semana, pretendía ampliar la cooperación con ambos países para ofrecer un contrapeso a la creciente influencia de China en la región. Se esperaba que la vicepresidenta abordara cuestiones económicas y de seguridad, así como los esfuerzos para combatir la pandemia del COVID-19.

Harris participó en una ceremonia de bienvenida ante el Istana, el palacio presidencial, donde se llevó la mano al corazón mientras una banda tocaba el himno nacional estadounidense. Después caminó por el patio y pasó revista a la banda acompañada del primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong.

Loong le mostró después una especie de orquídea bautizada en su honor y Harris participó en una breve llamada de cortesía con el presidente, Halimah Yacob, antes de una serie de reuniones bilaterales con el primer ministro.

Tras sus reuniones, la vicepresidenta tenía previsto ofrecer una conferencia de prensa conjunta y visitar la Base Naval Changi, donde hablaría ante soldados estadounidenses a bordo del USS Tulsa, un buque de combate.

Harris ofrecerá un discurso el martes para detallar la visión del gobierno de Joe Biden para la región, y tiene programadas reuniones con líderes empresariales para comentar problemas en las cadenas de suministro.

Se trataba del segunda gira extranjera de Harris en el puesto, tras su viaje de junio a Guatemala y México. Era también la primera visita de un vicepresidente estadounidense a Vietnam.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí