Una familia realiza labores domésticas hoy, sábado, en el valle de amárateca al norte de la capital. EFE/Humberto Espinoza
Una familia realiza labores domésticas hoy, sábado, en el valle de amárateca al norte de la capital. EFE/Humberto Espinoza
(EFEI0499/)

Tegucigalpa, 26 sep (EFE).- Honduras sumó este sábado 708 nuevos contagios de COVID-19 y registró 17 muertes más por la enfermedad, lo que eleva a 74.548 contagios confirmados y 2.288 los fallecidos, informaron las autoridades hondureñas.
Este día se realizaron 1.751 pruebas de detección de coronavirus, de ellas 708 dieron positivo y 1.043 negativas, indicó el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) en cadena de radio y televisión.
El departamento de Cortés, en el norte del país, nuevamente volvió a ser el que más contagios diarios registra, con 400 de los 708 casos confirmados hoy, seguido de Francisco Morazán, donde se localiza la capital, con 112, añadió el organismo.
En tercer lugar, figura Atlántida, en el Caribe del país, que hoy reportó 49 nuevos casos, mientras que Comayagua, sumó 44, y Santa Bárbara, con 29 contagios.
El resto de los casos positivos se reportó en otros once departamentos del país centroamericano, que está bajo alerta roja desde mediados de marzo.
Según el organismo estatal, los hospitalizados disminuyeron a 733, de los que 564 están en sala general en condiciones estables, 15 en unidades de cuidados intensivos y 154 graves, en tanto que los recuperados de la enfermedad ya suman 26.088 con 360 nuevos casos registrados hoy.
Hoy también fueron confirmados 17 nuevos fallecimientos, con los que la cifra total de defunciones aumentó a 2.288 en Honduras, donde la tasa de letalidad es de 3,07 %, señaló el organismo.
Los primeros dos casos de contagios con COVID-19 en Honduras fueron registrados el 11 de marzo, en dos mujeres hondureñas que ingresaron por Tegucigalpa y San Pedro Sula, procedentes de España y Suiza.
Honduras, donde la situación continúa siendo alarmante y rige un toque de queda desde mediados de marzo, ocupa el tercer lugar en Centroamérica por el número de muertes y de casos, por detrás de Panamá y Guatemala.
Las autoridades hondureñas analizan iniciar la próxima semana la segunda fase de la reapertura económica, por lo que el Comisionado de Derechos Humanos, Roberto Herrera, pidió hoy que la reactivación se ajuste al control de la enfermedad y al derecho de la salud de la población.
“Sólo el control de la curva contagio de la enfermedad COVID-19 (…) y en el derecho humano a la salud puede orientar objetivamente el ritmo de apertura, gradual y responsable, la cual debe estar acompañada de medidas individuales de bioseguridad, contención y control comunitario», subrayó Herrera.
La segunda fase de la reapertura económica implica «responsabilidades estatales, empresariales, de actores relevantes en toma de decisiones, y de los mismos ciudadanos y ciudadanas, en materia de salud, vida y bienestar de las personas y comunidades”, enfatizó el defensor del pueblo hondureño.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí