Uno de los submarinos de clase Romeo en la bahía de Mayang-do (CSIS/Reuters)
Uno de los submarinos de clase Romeo en la bahía de Mayang-do (CSIS/Reuters) (CSIS/BEYOND PARALLEL/AIRBUS 2020/)

Imágenes satelitales muestran actividad en el principal astillero de submarinos norcoreano, lo que algunos analistas interpretan como una señal de que el régimen podría lanzar un misil balístico próximamente, informó este domingo la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Las imágenes, captadas por el estadounidense Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos (CSIS), muestran presencia de navíos en el astillero de la ciudad de Sinpo, situada en la costa oriental y epicentro del programa de submarinos norcoreano.

Entre estos navíos hay una embarcación semejante a las utilizadas anteriormente para remolcar la barcaza del banco de pruebas al mar, lo que ha disparado las especulaciones sobre un lanzamiento.

Otro indicador del posible test armamentístico es la presencia de dos submarinos de clase ROMEO anclados en la bahía de la base submarina de la isla de Mayang, frente a la costa de Sinpo, señaló el CSIS en un informe publicado en su portal “Beyond Parallel”.

Las estructuras detectadas son muy similares a las bases de lanzamiento usadas anteriormente (CSIS/Reuters)
Las estructuras detectadas son muy similares a las bases de lanzamiento usadas anteriormente (CSIS/Reuters) (CSIS / BEYOND PARALLEL / AIRBUS/)
Cerca del puerto, hay estructuras subterráneas que podrían ser las oficinas de control para el lanzamiento (CSIS/Reuters)
Cerca del puerto, hay estructuras subterráneas que podrían ser las oficinas de control para el lanzamiento (CSIS/Reuters) (CSIS/BEYOND PARALLEL/AIRBUS 2020/)

“Estos aparentes preparativos de lanzamiento podrían indicar la muy especulada ‘sorpresa de octubre’, que sería consistente con los datos históricos de ‘Beyond Parallel’, que muestran mayores provocaciones alrededor de los años de elecciones presidenciales en Estados Unidos”, indica el informe.

Algunos analistas han advertido de la posibilidad de que Pyongyang lleve a cabo una prueba armamentística antes de las elecciones de Estados Unidos en noviembre y el lanzamiento de un misil balístico desde un submarino es una de las posibilidades que se han barajado.

No hubo ningún comentario inmediato del Departamento de Estado de EEUU o del Pentágono sobre el informe de CSIS.

En la conferencia de prensa del viernes, Trump saludó su relación con Corea del Norte, recordando que cuando fue elegido la gente daba por hecho una guerra con el país asiático. Las negociaciones entre Corea del Norte y EEUU, centradas en sus programas armamentísticos y la desnuclearización, llevan estancadas desde la fallida cumbre de Hanói de febrero de 2019. “Sin embargo, nos hemos llevado bien. No llegamos a la guerra”, apuntó Trump.

Kim Jong-un y Donald Trump (Reuters)
Kim Jong-un y Donald Trump (Reuters) (Jonathan Ernst/)

“Corea del Norte ya probó un SLBM PKS-3 en octubre pasado. Y no cruzó la línea roja de Trump, y es poco probable que lo haga esta vez. A Trump no le importará”, consideró Vipin Narang, experto del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

El régimen de Pyongyang ha venido insistiendo en que Washington levante las sanciones económicas con las que le castiga como señal de buena fe en el proceso de negociación, y la negativa de EEUU a aceptarlo fue el principal factor del fracaso de la reunión.

(Con información de EFE y Reuters)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Los planes nucleares de Kim Jong-un, cerca de una fecha clave: aseguran que presentará su nueva y potente arma secreta

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí