FOTO DE ARCHIVO: Una trabajadora se quita la máscara al salir del Centro de Cuidado de la Vida de Kirkland, el centro de cuidados a largo plazo vinculado a varios casos confirmados de coronavirus en el estado, en Kirkland, Washington, EEUU 6 de marzo de 2020.  REUTERS/David Ryder
FOTO DE ARCHIVO: Una trabajadora se quita la máscara al salir del Centro de Cuidado de la Vida de Kirkland, el centro de cuidados a largo plazo vinculado a varios casos confirmados de coronavirus en el estado, en Kirkland, Washington, EEUU 6 de marzo de 2020. REUTERS/David Ryder (David Ryder/)

Por Giulia Segreti y Elvira Pollina

ROMA, 9 mar (Reuters) – El primer ministro de Italia prometió una «terapia de choque masiva» el lunes para vencer al coronavirus e instó a Europa a actuar con firmeza, luego de que los mercados financieros se derrumbaron y el país se vio forzado a aislar buena parte de su región industrializada del norte.

Francia se hizo eco del llamado del primer ministro Giuseppe Conte, al decir que Europa debía ofrecer una «respuesta enérgica, extendida y coordinada», y añadió que los ministros de la zona euro -que se reúnen la próxima semana- debían decidir sobre un plan de estímulos para evitar una crisis económica.

Las acciones han caído en todo el mundo a medida que el coronavirus se propaga, cortando las líneas de suministros y paralizando a las industrias.

Las bolsas de derrumbaron nuevamente el lunes porque los precios del petróleo se hundieron en hasta un 31%, luego de que Arabia Saudita inició una guerra de precios con Rusia, lo que aceleraba la búsqueda de activos más seguros como los bonos estadounidenses y el yen japonés.

En poco más de dos semanas, el número de casos de coronavirus en Italia aumentó a 7.375 y la epidemia ha causado la muerte de 366 personas, la segunda cifra más alta después de China, una situación que ha puesto bajo una enorme presión al sistema de salud del país.

«No nos vamos a detener aquí», dijo Conte al diario La Repubblica. «Emplearemos una terapia de choque masiva. Para salir de esta emergencia utilizaremos todos los recursos económicos y humanos disponibles».

El primer ministro dijo que Europa debía flexibilizar sus estrictos límites de endeudamiento para permitir más espacio de maniobra fiscal y añadió que el relajamiento esperado en las normas de presupuesto de la UE deberían usarse «en su totalidad».

«Europa no puede pensar en confrontar una situación extraordinaria con medidas ordinarias», destacó.

El virus emergió en China en diciembre pero desde entonces se ha diseminado en todo el mundo. Se han cancelado vuelos y comunidades enteras -incluyendo ciudades y cruceros- han sido aislados, mientras que muchos conciertos, eventos de negocios y deportivos tuvieron que ser aplazados. Incluso los Juegos Olímpicos de Tokio están en duda.

Más de 110.000 personas se han contagiado en 105 países y territorios y unas 3.800 han fallecido, en su vasta mayoría en China continental, de acuerdo a un conteo de Reuters.

ESTADIOS VACÍOS

Con la economía de Italia ya al borde la recesión, sus nuevas restricciones -sin precedentes para la época de la postguerra- han detenido los movimientos hacia y desde Lombardía, la región más productiva que incluye al centro financiero de Milán. Muchos espacios públicos de la zona norte permanecen cerrados.

Los bares y restaurantes tuvieron que cerrar o restringir el acceso a sus premisas. Los principales eventos deportivos, incluyendo los partidos de fútbol de la liga italiana, se realizarán sin espectadores durante un mes.

Francia tenía 1.126 casos confirmados y 19 muertes para el domingo por la noche. El banco central estimó que la economía crecerá apenas en el primer trimestre respecto a los tres meses anteriores y advirtió de una desaceleración potencialmente severa.

Pero China y Corea del Sur, el segundo país más afectado por la epidemia en Asia, han registrado una menor tasa de infecciones nuevas.

En China continental, sin contar el epicentro de la provincia de Hubei, no se habían reportado nuevos casos del virus transmitido a nivel local por segundo día el lunes, aunque el gobernante Partido Comunista dijo que las medidas de precaución debía mantenerse.

(Reportes adicionales de Leigh Thomas en París; Hyonhee Shin y Joyce Lee en Seúl; Babak Dehghanpisheh en Dubái; escrito por Nick Macfie. Editado en español por Marion Giraldo)

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí