Ocurrió el miércoles después del mediodía. Juan Pablo y Sebastián Ojeda sufrieron un vuelco con el auto en que volvían a su ciudad. Uno de ellos permanece internado en el hospital de la vecina localidad. Se le debió realizar una intervención quirúrgica.

En la jornada del pasado miércoles, dos jóvenes hermanos, oriundos de nuestra ciudad protagonizaron un accidente sobre ruta 41 en jurisdicción de la vecina localidad de San Andrés der Giles.

Por causas que se tratan de establecer, el automóvil en el que se desplazaban – Chevrolet Corsa- se despistó y terminó volcando en una profunda alcantarilla.

El siniestro ocurrió alrededor de las 13 horas, a unos 7 u 8 kilómetros de la salida de la vecina ciudad, y en el vehículo en cuestión transitaba en sentido Giles – Mercedes viajaban Juan Pablo Ojeda y Sebastián Ojeda.

Al lugar debió asistir personal del cuerpo de bomberos de aquel distrito, cuyo personal debió trabajar durante un rato para poder rescatar a los dos jóvenes que habían quedado aprisionado en el interior del rodado, que terminó con sus cuatro ruedas mirando al cielo.

Si bien ambos ocupantes salieron en camilla, se encontraban estado conciente. Sin embargo, instantes después de ser trasladado al Hospital de San Andrés de Giles, Juan Pablo sufrió una descompensación motivando el agravamiento de su salud. Debieron realizarle una intervención en la zona vertebral a los fines que no exista compresión sobre la médula. Durante la operación a la que fue sometida los médicos debieron hacer distinto tipo de curaciones ya que el joven presenta lesiones en su cabeza y uno de sus pulmones. Felizmente Juan Pablo recuperó la conciencia y pudo mantener cierto contacto con algunos de sus familiares. Si bien en un comienzo recibió asistencia de respirado artificial, el mismo ya le fue quitado.

Aún al cierre de esta edición, el joven se encontraba internado, y seguramente necesite varios días de recuperación. En tanto,  su hermano ya había recibido el alta correspondiente.

Alejandro Beltrán, periodista del canal Somos San Andrés de Giles contó a Protagonistas que el rodado, según indicaron los bomberos, sufrió el aplastamiento de parte del techo, y de allí que los servidores públicos debieron trabajar durante varios minutos en el lugar del accidente.

En cuanto a los motivos que causaron el accidente, aún es materia de investigación por parte de la policía y de los peritos correspondientes.

En redes sociales, amigos y familiares solictan oración por la salud de Juan Pablo, a la vez que trascendió al al momento del accidente, los hermanos regresaban de cumplir tareas laborales en la vecina localidad.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí