«Tenemos la sensación que este año no vamos a volver»

El tiempo se agota en los bolsillos de muchos de los dueños de las canchas de fútbol de Mercedes. La pandemia golpeó duramente a cada una de las pymes locales, sin discriminar ningún rubro. Los propietarios de las canchas son uno de los más afectados y comienzan a entrar en estado de desesperación porque hace más de 160 días que no pueden trabajar, tienen ingreso 0 y el panorama de la vuelta no es muy alentador.

Es el caso de los hermanos Luis Bonamino y Patricio Bonamino, dueños de La Brava Villa Deportiva, uno de los complejos de fútbol más conocidos y más concurrido por los amantes de la redonda.

Este emprendimiento comenzó a funcionar un 27 de agosto del 2018. El complejo tiene tres canchas: dos de 5 techadas y cerradas en un galpón y una cancha de 6 abierta. Cuentan con dos vestuarios completos, un salón con cantina y estacionamiento propio, entre otras cosas. Además, están vinculados con la Copa Nacional de Campeones, el torneo más grande del país a nivel amateur, y en las canchas de La Brava se juegan los regionales, una de las categorías del campeonato.

En breve, tienen la intención y el proyecto firme para inaugurar dos canchas de 11. No solo para alquilarlas, sino también para realizar algún torneo competitivo, como acostumbran.

-¿Qué tanto les está afectando la pandemia a nivel económico?

-Nos está afectando bastante porque es nuestra fuente de trabajo. Hace 164 días que no podemos trabajar y por ende no tenemos ingresos. El costo económico se siente.

-¿Los efectos económicos de esta pandemia, los empezaron a sentir a los pocos días que tuvieron que cerrar?

-Desde el primer día que tuvimos que cerrar lo sentimos, porque encima en el transcurso de todos estos meses no tuvimos la posibilidad de abrir algunos días o algunas horas para tener algo de ingresos. Desde el 20 de marzo los ingresos fueron cero.

-Aquel día que cerraron el complejo, ¿Pensaron que iban a estar tantos días sin poder volver a abrir?

-La verdad que no pensábamos que íbamos a estar cinco meses sin poder abrir. Desde un principio creíamos que eran dos etapas de cuarentena o 40 días o un mes, pero no esperábamos que sea más de eso sinceramente. Encima no tenemos ninguna muestra clara que a corto plazo podamos volver.

-Unos días antes de que se decretara la cuarentena obligatoria, ¿Ya notaban una reducción importante de turnos?

-No, hasta casi el último día que pudimos trabajar, lo hicimos de forma normal. Eso por suerte no nos paso. En algún que otro turno quizás sí, pero a grandes rasgos no tuvimos ese problema.

-Hace algunos días tuvieron una reunión con el intendente y con el Secretario de Deportes de la ciudad, ¿Cuáles fueron las novedades?

-Nos dijeron que todavía no hay ningún tipo de claridad de cuando vamos a poder volver. Uno de los comentarios fue que vamos de la mano con la vacuna. Se está viendo la posibilidad de recién volver el año que viene, este año está bastante complicada la situación. Así que por ahora no hay una fecha estimada para nuestra vuelta. Ya se está apuntando al 2021 en lo que es la actividad concreta de fútbol, en todo lo relacionado a este deporte.

En esta semana es posible que nos volvamos a juntar para ver si hay alguna posibilidad de tener en cuenta nuestras canchas, sobre todo las que son al aire libre, para realizar algunas actividades deportivas vinculadas con el fútbol. 

-¿Y cómo tomaron esta noticia?

-Fue una noticia no muy alentadora. Lamentablemente fue algo triste. Teníamos una mínima esperanza que en algún momento de este año íbamos a volver, quizás es septiembre o en octubre, pero no va a ser así. Ya son casi seis meses de inactividad y vamos camino a nueve, diez o quizás más meses sin poder trabajar. Es una noticia difícil de sobrellevar.

-¿Hay alguna posibilidad de ayuda económica de parte de la municipalidad para los dueños de los complejos de fútbol?

-Por ahora no hay nada sobre eso, ya sea por parte del Municipio, Provincia o Nación. No hemos recibido ninguna ayuda económica, ni tampoco se habló con claridad de ese tema en la reunión.

-En todo este tiempo, ¿Se acercaron de manera más frecuente entre los propietarios de canchas de fútbol de la ciudad?

-Hemos generado un grupo con los dueños de todas las canchas de fútbol de Mercedes. Compartimos información y opiniones a la hora de plantear situaciones de protocolos para reabrir. Por suerte siempre hubo buena predisposición de todos.

-Además de la posibilidad de jugar al fútbol, en el complejo tienen servicio de buffet, eventos y cumpleaños, ¿Cómo creen que van a continuar estos servicios una vez que  puedan volver a abrir?

-Consideramos que ni bien podamos abrir, no creemos que podamos dar estos servicios con total normalidad como lo veníamos haciendo, vamos a tener diferentes restricciones que seguramente se van a ver reflejadas en la cantina, el uso del salón para cumpleaños y el uso de lugares comunes como el vestuario. Es muy probable que en el principio este tipo de cosas no las podamos utilizar.

-Sobre el tema de la vuelta, ¿Será tal vez con menos turnos por protocolos de funcionamiento?

-Ojala que no, que podamos tener libertad de turnos con relación a los horarios, pero no dependerá de nosotros, sino de las exigencias que nos pidan. Tal vez los turnos no sean simultáneos, seguramente va a haber un tiempo en el medio de cada turno, alguna diferencia horaria entre un primer turno y un segundo para que los del primer turno tengan un tiempo de salida y no se junten con la otra gente. Calculamos que esto va a pasar y obviamente influye en no poder trabajar con la normalidad que lo hacíamos antes de todo esto.

Una vez que la actividad vuelva a funcionar, ¿Piensan que se demorará muchos meses para recuperar el ritmo convencional de turnos?

-Creemos que no u ojala así sea. Esperamos que todas las canchas de Mercedes puedan trabajar con el ritmo de siempre, también para recuperar todo lo perdido en este tiempo. Consideramos que hay una gran necesidad de fútbol a nivel local, hay mucha gente con ganas de poder jugar y creemos que eso va de la mano con la cantidad de personas y de grupos que vayan a querer jugar ni bien abramos. Esperemos que así sea para el bien de todos.

Por Julián Patrici



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí