(Grosby)
(Grosby)

Que el presidente estadounidense John F. Kennedy era mujeriego no es ninguna novedad, pero la cantante Carly Simon reveló una actitud de JFK que lastimó mucho a Jackie. La autora de “You’re So Vain”, que trabó amistad en la última década de la vida de la ex primera dama norteamericana, publicó un libro de memorias titulado “Touched by the Sun: My Friendship with Jackie”.

En la obra asegura que Jacqueline Kennedy “no estaba turbada” por las relaciones de su marido. “Pienso que algunas otras cosas hicieron más mella en ella en relación a esas historias”, dijo Simon, de 74 años, en una entrevista concedida a Nbc News: “Por ejemplo, el hecho de que JFK no estuviera allí, en el nacimiento de un hijo, que estuviera con una amante mientras estaba en el hospital. Varias cosas que él hizo debieron haberle caído realmente muy mal”.

Kennedy estuvo presente en el nacimiento de Caroline, John Jr. y Patrick, que falleció con solo dos días de vida. Pero se hallaba en un yate en el Mediterráneo en 1956 cuando su esposa dio a luz a una niña que nació muerta.

Simon y Jackie se encontraron en 1983 en Martha’s Vineyard, cuando tenía respectivamente 38 y 54 años, y la cantante definió a la ex primera dama como “la madre que jamás tuvo”.

“Con su frío desapego, JFK no veía motivo alguno para regresar visto que la recién nacida ya estaba muerta”, explicó Steven Livingston al Washington Post en 2013. Pese a todo, Jackie permaneció (literalmente) al lado de su marido hasta su muerte, como muestran las imágenes del magnicidio que acabó con su vida en 1963 y que hoy son historia del siglo XX. Y, después, fiel a su carácter de primera dama discreta y formal, nunca habló públicamente (y casi ni en privado) de aquellas infidelidades.

John F. Kennedy, el día de su asesinato en Dallas
John F. Kennedy, el día de su asesinato en Dallas

Sin embargo, Simon narró cómo Jackie le contó de “un modo alegre pero resignado” que “obviamente tenía conocimiento de las amantes” de su marido. “Simplemente estas presencias no le importaban más de lo que se podía pensar pues ella sabía que Kennedy la amaba mucho, más que a cualquiera de sus aventuras”, añadió. “Ella me dio consejos como nadie más lo hizo”, recordó Simon.

“Otras personas estarían demasiado nerviosas para decirme qué pensaban realmente sobre ciertas cosas… Pero Jackie fue franca”, agregó.

La cantautora estadounidense reveló asimismo que fue una de las pocas personas invitadas a la casa de la ex primera dama en 1994, mientras se estaba muriendo, afectada por un linfoma “Tomé una de sus manos y le dije que la quería mucho -recordó- mientras la música de fondo eran los cantos gregorianos. No podía creer estar allí y que mi amiga se estaba yendo”.

Con información de ANSA

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El asesinato de John Kennedy, la sospechosa “bala mágica” y las más oscuras teorías conspirativas: a 55 años del Informe Warren

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí