Las armas del narco son un elemento recurrente en las fotos (Foto: Especial)
Las armas del narco son un elemento recurrente en las fotos (Foto: Especial)

Una misteriosa foto en la que aparecen dos de los hijos de Ismael “El Mayo” Zambada con otras cinco personas empezó a circular en redes sociales hace un par de semanas y en la misma se puede observar a otros cuatro sicarios identificados con el Cártel de Sinaloa.

La foto ya había circulado también años atrás en el metroflog de uno de sus protagonistas.

La peculiaridad de esta imagen es que sólo tres de los protagonistas quedan vivos: Vicente Zambada Niebla “El Vicentillo”, Ismael Zambada Imperial “El Mayito Gordo”, ambos hijos del Mayo; y Eliseo Imperial Castro “El Cheyo Imperial”, del grupo de Los Ántrax, y primo de los otros dos.

El Vicentillo aparece en la foto con ropa muy parecida a la que usaba cuando fue detenido, en 2009 (Foto: Cuartoscuro)
El Vicentillo aparece en la foto con ropa muy parecida a la que usaba cuando fue detenido, en 2009 (Foto: Cuartoscuro) (Alberto vera/)

De los tres, el único que se encuentra libre es “El Cheyo Imperial”, quien era muy cercano a su primo el Mayito Gordo, incluso estaba con él cuando fue detenido, en noviembre de 2014, pero logró escapar.

En 2016, el Departamento del Tesoro de EEUU lo nombró como un alto miembro de Los Ántrax y se considera que al ser sobrino del Mayo Zambada, actúa en nombre de su tío para realizar operaciones ilícitas y traficar con droga.

El Mayito Gordo fue extraditado a Estados Unidos en 2019 donde enfrenta un proceso criminal por tráfico de drogas y lavado de dinero. Según documentos judiciales, Zambada Imperial negó su culpabilidad durante una audiencia en la que se le leyeron los cargos, celebrada el 20 de diciembre en una corte del distrito sur de California, en San Diego.

Ismael "El Mayito Gordo" Zambada instantes antes de su extradición (Foto: Twitter/OakRussian)
Ismael «El Mayito Gordo» Zambada instantes antes de su extradición (Foto: Twitter/OakRussian)

En tanto, su hermano, El Vicentillo, también se encuentra preso en ese país donde fue sentenciado a 15 años de prisión y evitó una pena más larga gracias a que se convirtió en un colaborador clave de las agencias de seguridad estadunidense para atrapar a peligrosos narcotraficantes del Cártel de Sinaloa, como el mismo Joaquín Guzmán Loera en cuyo juicio participó como testigo.

Eliseo Imperial Castro, “El Cheyo” Ántrax, es sobrino del Mayo Zambada, uno de sus lugartenientes y está identificado como miembro de alto nivel de la organización de Los Ántrax.

En su Metroflog, aparecen decenas de imágenes portando radios, armas de fuego y rodeado de mujeres. La muerte de José Rodrigo Aréchiga Gamboa “El Chino Ántrax” este año, le abrió el camino para convertirse en cabecilla de la organización de sicarios.

Los que no están presos ni vivos

Hijos del Mayo (Foto: Cortesía)
La foto en la que aparecen todos reunidos (Foto: Cortesía)

Otro de los que aparece en la foto es Francisco Arce Rubio Francisco “Pancho Arce”, el cuarto en el nivel de mando de Los Ántrax, su sueño era ser futbolista profesional, por eso jugaba en su equipo, Jr. San Francisco, de Primera Fuerza, y también patrocinaba a otros equipos y a sus integrantes.

El semanario Río Doce reseñó que el 31 de octubre de 2011, en la colonia Emiliano Zapata, en Culiacán, mientras Pancho Arce jugaba su deporte favorito, irrumpió en la cancha un comando de encapuchados, armados con fusiles automáticos ordenaron a todos tirarse al suelo y boca abajo, ejecutaron a Arce y luego fueron por el entrenador, Sergio Barajas Cháidez, quien intentó huir pero fue abatido a tiros.

José Miguel “Güero” Bastidas Manjarrez, también apodado como “El Rey del Pop”, es conocido por haber obedecido un orden muy peculiar de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera: asesinar a uno de sus familiares.

Se le conoce como “El Rey del Pop” porque en la cacha de su pistola tenía una imagen de Michael Jackson. Se decía que era “el mejor” para traficar droga y era respetado por los hijos del Mayo Zambada y del Chapo Guzmán.

Pero el 15 de diciembre de 2011, la suerte dejó de proteger al “Güero” y su cuerpo fue encontrado en la carretera Culiacán-Navolato, a la altura de la sindicatura de Aguaruto junto con el de Juan Guzmán Rocha, sobrino del Chapo.

Los dos habían sido torturados y ejecutados.

En la foto también aparece una persona identificada como Josué, pero no fue posible confirmar si se trata de Josué Iván Torres “El Chango”, detenido en 2018 en Sonora. Además de una más de la que no se obtuvo el nombre.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El arsenal con el que los hijos del Chapo Guzmán entrenan a sus sicarios

“El Chapo era un sicario que con una mano comía hamburguesa y con la otra decapitaba”, habla Héctor Berrellez

“El Chino Ántrax” está muerto: Fiscalía de Sinaloa y EEUU confirmaron su identidad

El asesinato de ‘El Chino Ántrax’: el fin de la era de un sicario que mataba a sangre fría

Los Acme, la banda de sicarios que ocuparía el lugar de los Ántrax en el Cártel de Sinaloa

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí