(Foto: EFE)
(Foto: EFE) (Jorge Dan López/)

El reloj marcó las 18:50 el 18 de enero del 2019 y la historia de México cambió. Una tragedia se sumó a las desgracias que embargan de tristeza al país. Un chispazo, dado en una milésima de segundo, enlutó a Tlahuelilpan Hidalgo. Por lo menos 137 personas murieron en el incendio ocurrido en una toma clandestina de Petróleos Mexicanos (Pemex) a la que acudieron los probladores a “ordeñar” combustible.

En la zona había militares que, sin éxito, intentaron impedir el robo de la gasolina. Por lo que después del estallido abandonaron su primer objetivo y lo cambiaron por intentar ayudar a las personas que se quemaban. Este fue uno de los momentos más dolorosos para México durante el 2019, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina a finales del año pasado. Sin embargo, a casi un año de ocurrido, los residentes del municipio cuentan que no han recibido el apoyo prometido por el gobierno.

“Los 15 mil pesos sí nos lo dieron; ahorita hay compañeros que han recibido apoyo para poner un negocio, pero no todos hemos recibido porque eso no nos va a regresar a nuestro familiar”, dijo un residente del lugar al periódico Excélsior en una serie de entrevistas.

(REUTERS/Josue Gonzalez)
(REUTERS/Josue Gonzalez) (JOSUE GONZALEZ/)

Aunque desde el inicio el gobierno estatal y federal informaron que no darían indemnización a las familias de los afectados. La ayuda brindada fue dado de manera emergente para gastos derivados del accidente, pero además la Cruz Roja de China donó 10 mil dólares como ayuda humanitaria. Sin embargo, los hidalgueses no conocen el destino de estos recursos.

“Hubo representantes del gobierno del Estado de México que comentaron que China había mandado apoyo, pero a nosotros no nos dieron ese dinero”, declaró un poblador de Tlahuelilpan. Sin embargo, en febrero del año pasado la Secretaría de Gobernación informó que el donativo fue utilizado por la Cruz Roja Mexicana para cubrir los gastos de atención y recuperación, de los niños afectados por las quemaduras y que fueron enviados al hospital Shriners de Galveston, Texas, en Estados Unidos.

Pero la confusión con el dinero no fue el único problema reportado por los pobladores de Tlahuelilpan al medio mexicano. Las familias de los afectados además declararon que el número que reportó el gobierno sobre las personas fallecidas no es certero. “Echaron cuerpos en unas camiones, se fueron rumbo a Tlaxcoapan, eran dos camionetas y llevaban cuerpos quemados”, dijo un testigo. Y agregó “bueno, no los buscaron, como autoridades no los buscaron, ¿en dónde están esos cuerpos, a dónde se los llevaron?».

(REUTERS/Henry Romero)
(REUTERS/Henry Romero) (Henry Romero/)

Otro residente del municipio declaró a Excélsior En el accidente fueron miles de personas, no fueron ciento y tantos, 135 como habían dicho, niños, adultos, mayores, mujeres fueron quienes perecieron ahí, familias enteras y nunca sacaron eso a relucir”. Además de las personas fallecidas, hay 170 menores que quedaron huérfanos, según cifras del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Por otro lado, los pobladores quieren que las autoridades destinen apoyos a las mujeres que perdieron a su pareja en la explosión ya que han percibido que son las más afectadas.

“Es obvio que acudieron a una trampa y murieron sus familiares, no puede haber indemnización, pero sí atención permanente, que los niños tengan asegurado el estudio y la nutrición cuando menos a la mayoría de edad, que las viudas tengan un trabajo”, le dijo el diputado Hidalguense, Ricardo Baptista, a Excélsior.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Tlahuelilpan y el recuerdo de la tragedia: se registró una nueva toma clandestina de combustible

Después de la tragedia, habitantes de Tlahuelilpan no tienen un lugar para sepultar a sus muertos

De San Juanico a Tlahuelilpan: las peores tragedias de Pemex desde 1984

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí