Ningún alimento posee todos los nutrientes necesarios para el organismo, de ahí la importancia de comer variado y equilibrado. Pero para asegurarnos una nutrición completa, existen combinaciones que además de dar gusto al paladar, mejoran las características nutricionales de los alimentos. Ese efecto se conoce como sinergia alimentaria, explica la licenciada en nutrición Analía Moreiro.

«Con una buena combinación de alimentos logramos obtener beneficios como favorecer el proceso de digestión, evitar la fermentación y producción de gases molestos, mejorar la absorción de nutrientes, evitar acidez y molestias estomacales y optimizar el estado de nutrición», dice Moreiro y comparte algunas buenas combinaciones de alimentos:

Mirá también

✔️Legumbres y cereales: los dos juntos nos aportan todos los aminoácidos esenciales (aquellos que nuestro cuerpo no puede fabricar y por lo tanto necesita ingerir desde los alimentos). La especialista recomienda, por ejemplo, consumir arroz y lentejas o garbanzos, «plato ideal para un completo aporte proteico en vegetarianos».

✔️Alimentos con almidón o carbohidratos de absorción lenta (arroz, legumbres, papa) conviene combinarlos con vegetales más que con carnes: el medio alcalino que generan las verduras favorece una mejor absorción de los hidratos, evitando malestar abdominal.

✔️Espinacas y morrón: el morrón posee mucha vitamina C que favorecerá la absorción del hierro que contiene la espinaca. Esto es válido también para mezclar el morrón con lentejas.

✔️Verduras frescas con vinagre: el medio ácido del vinagre hace que se aprovechen mejor los antioxidantes de las verduras.

✔️Legumbres y anís: el anís tiene efecto carminativo, es decir que evita la formación de gases en el intestino, por eso combinarlo con legumbres es ideal.

El té negro inmediatamente después de la comida interfiere en la absorción de hierro.

El té negro inmediatamente después de la comida interfiere en la absorción de hierro.

«También existe el efecto contrario, es decir alimentos con nutrientes que, según con qué los combinemos, pueden interferir en la absorción de otros. A estos se los llama antinutrientes», advierte Moreiro. Algunas malas combinaciones pueden ser:

Café y té después de las comidas: estas infusiones son consideradas antiminerales ya que, al poseer taninos, interfieren en la absorción del hierro que aportan los alimentos.

Algunas verduras como la calabaza y las zanahorias poseen ascorbasa que impide la absorción de vitamina C, de modo que si consumimos estas verduras y luego comemos una naranja se absorberá menos vitamina C.

Tomate y arroz: el tomate contiene ácido málico que no favorece la absorción de almidones, por eso no conviene comerlos juntos.

Mirá también

«En definitiva, combinar bien los alimentos permitirá asimilar mejor los nutrientes. El sistema digestivo requiere menos energía y el organismo puede centrarse en otras funciones. Este ahorro de energía también repercute en el estado de ánimo: nos sentimos mejor, menos pesados y la vitalidad aumenta», concluye Moreiro.



Source link

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí