La legisladora estadounidense Ilhan Omar enfrentó el jueves una oleada de críticas dentro y fuera de su partido tras acusar a Estados Unidos e Israel de «atrocidades impensables» comparables a las del movimiento islamista palestino Hamás y los talibanes.

Omar, quien en 2016 se convirtió en una de las dos primeras legisladoras musulmanas en el Congreso de Estados Unidos, ha ofendido a miembros de su Partido Demócrata en el pasado con comentarios calificados de antisemitas o antiisraelíes.

Pero legisladores republicanos y demócratas por igual aprovecharon sus recientes críticas a Estados Unidos para exigirle aclaraciones o directamente para pedir que se la retirara de los comités de la Cámara de Representantes en los que participa.

Doce congresistas demócratas judíos emitieron una carta pública de desaprobación contra un miembro de su propio partido.

«Estados Unidos e Israel son imperfectos y, como todas las democracias, a veces merecen críticas, pero las falsas equivalencias avalan a los grupos terroristas», escribió el grupo, dirigido por Brad Schneider de Illinois. «Instamos a la congresista Omar a aclarar sus palabras».

En una audiencia en la Cámara baja el lunes, Omar, quien nació en Somalia y llegó a Estados Unidos como refugiada a mediados de la década de 1990, interrogó al secretario de Estado, Antony Blinken, sobre la responsabilidad por las víctimas de crímenes de lesa humanidad.

«Hemos visto atrocidades impensables cometidas por Estados Unidos, Hamás, Israel, Afganistán y los talibanes», tuiteó luego la congresista de 38 años.

En medio de la polémica, la cúpula demócrata de la Cámara de Representantes encabezada por la presidenta Nancy Pelosi emitió una inusual reprimenda pública a una correligionaria.

«Establecer equivalencias falsas entre democracias como Estados Unidos e Israel y grupos que participan en el terrorismo como Hamás y los talibanes fomenta el prejuicio y socava el avance hacia un futuro de paz y seguridad para todos», señaló.

El principal republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, fue aún más vehemente.

«Los comentarios antisemitas y antiestadounidenses de la representante Omar son aborrecibles», dijo.

«El presistente fracaso de la presidenta Pelosi en abordar los temas en su bancada envía un mensaje al mundo de que los demócratas son tolerantes con el antisemitismo y simpatizan con los terroristas», agregó.

«Es hora de que la presidenta actúe», afirmó.

Omar ha sido blanco habitual de la ira de los republicanos y del expresidente Donald Trump, que en el pasado la llamó «antisemita rabiosa».

– «Demonización» –

Omar, quien criticó muchas veces las políticas de Israel hacia los palestinos, reculó el jueves, asegurando que sus comentarios estaban relacionados con un caso abierto en la Corte Penal Internacional (CPI).

Pero ante la furia de sus colegas, Omar emitió un comunicado insistiendo en que no había hecho «una comparación moral» entre Estados Unidos, Israel, Hamás y los talibanes.

«De ninguna manera estaba equiparando a las organizaciones terroristas con países democráticos con sistemas judiciales enraizados», dijo.

Pero legisladores de ambos partidos arremetieron contra ella.

El senador republicano Tom Cotton dijo que Omar, una ciudadana estadounidense naturalizada, era «bienvenida a irse» si creía que Estados Unidos era tan odioso como los talibanes o Hamás.

«Se la debería retirar inmediatamente de los comités», dijo Cotton, haciéndose eco de varios republicanos de la Cámara baja que exigen tomar esa medida, especialmente dejarla fuera del influyente Comité de Asuntos Exteriores.

Más demócratas también comenzaron a pedirle a Omar que bajara el tono de su retórica.

«Debería dar marcha atrás», dijo a CNN el congresista John Garamendi. «Este tipo de lenguaje incita a la violencia aquí en Estados Unidos».

Los ataques antisemitas aumentaron drásticamente en mayo en Estados Unidos, en medio de la escalada de violencia entre Israel y Hamás, según la Liga Antidifamación (ADL), que combate el antisemitismo y el racismo.

Omar fue respaldada por otra musulmana en el Congreso, Rashida Tlaib, quien denunció una «demonización» de Omar.

«Bastante harta de la difamación constante, la caracterización errónea intencional y las constantes críticas públicas a Ilhan Omar desde nuestra bancada», tuiteó Alexandria Ocasio-Cortez, otra integrante del ala izquierda del Partido Demócrata.

«No tienen idea del peligro que supone para ella», apuntó.

En 2019, Omar fue criticada en la Cámara baja por su apoyo a la campaña internacional de boicot a Israel, que algunos partidarios del estado hebreo equiparan con una forma de antisemitismo, entonces por sus comentarios sobre el lobby pro-Israel Aipac.

Omar dijo que recientemente recibió amenazas de muerte y difundió el jueves un audio de un hombre que amenazaba a sus colaboradores y decía «Los musulmanes son terroristas».

mlm-ad/gm

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí