Del gran cabecilla criminal solo quedan los restos de un hombre derrotado por el tiempo y por las enfermedades (Foto: Archivo)
Del gran cabecilla criminal solo quedan los restos de un hombre derrotado por el tiempo y por las enfermedades (Foto: Archivo)

Miguel Ángel Félix Gallardo, encarcelado más de tres décadas, habló por primera vez con la prensa y dijo que su familia ya alistó su funeral, debido al deterioro de salud que padece quien fuera máximo cabecilla en el Cártel de Guadalajara.

El llamado Jefe de jefes fue entrevistado por Telemundo desde el penal de Puente Grande, en Jalisco. Sordo, ciego, afectado por neumonía y con el brazo roto, ya solo quedan los restos de un hombre de 75 años que está resignado a morir tras las rejas.

Mi salud es pésima, mi familia está haciendo un hoyo para yo ser enterrado en un árbol, no tengo pronóstico de vida ninguno, puesto que perdí todo

Me quitaron ocho hernias, me privaron de la vista, me privaron de los oídos y como ve, no puedo caminar

Derrotado por el tiempo y las enfermedades, el Jefe de jefes tiene que usar una silla de ruedas, pues cada que intenta caminar solo se resbala. Con pasos casi a tientas fue que llegó a lesionarse el brazo izquierdo en la caída, según contó al medio estadounidenses. No ve del ojo izquierdo y debe ayudarse de un aparato auditivo color rosa para entender lo que otros dicen.

Felix Gallardo fue el gran capo mexicano que inició con exportaciones de cocaína desde México (Foto: Especial)
Felix Gallardo fue el gran capo mexicano que inició con exportaciones de cocaína desde México (Foto: Especial)

Aunque la primera parte de esta entrevista fue de apenas cinco minutos, eso bastó para mostrar a una persona envejecida e inofensiva, de nueva cuenta, como quien pide consideraciones en su encarcelamiento.

Su familia ya ha clamado en otras ocasiones que el sentenciado pase sus últimos días fuera de prisión, pero las autoridades insisten en mantenerlo recluso.

Félix Gallardo paga por el asesinato de Enrique Camarena, agente de la Administración del Control de Drogas (DEA), quien fue secuestrado, torturado y ejecutado en febrero de 1985.

Por este caso, las autoridades norteamericanas investigaron la participación de Rafael Caro Quintero, el Narco de narcos, y Ernesto Fonseca Carrillo, don Neto, quienes conformaban una organización para el envío de marihuana y cocaína desde Colombia y México a Estados Unidos.

Aunque el Narco de narcos y don Neto fueron detenidos en abril de 1985, el Jefe de jefes cayó cuatro años después, protegido por funcionarios corruptos.

El agente estadounidense fue secuestrado mientras iba a almorzar con su esposa (Foto: Especial)
El agente estadounidense fue secuestrado mientras iba a almorzar con su esposa (Foto: Especial)

Supuestamente, el ataque contra Kiki Camarena fue en represalia por sus actividades como agente infiltrado que llevaron, entre otros golpes, al decomiso de más de 10 mil toneladas de marihuana, en el rancho del Búfalo, Chihuahua, causándole pérdidas millonarias a Caro Quintero.

Miguel Ángel Félix Gallardo fue arrestado un sábado 8 de abril de 1989, por la noche, en Guadalajara. Algunos informes indican que estaba en bata de baño.

Al mismo tiempo que se ejecutaban estas acciones, fueron asegurados 80 policías de Culiacán, ciudad natal del capo. Cuando terminó el operativo, los oficiales quedaron libres, pues se temía que interfirieran. Algunos agentes sí se quedaron tras las rejas.

Tras su arresto le fueron incautadas diversas propiedades, incluidos un hotel, una farmacia, una empresa de bienes raíces, así como numerosas cuentas bancarias. Los cálculos de su fortuna se estimaron en 500 millones de dólares, así como un patrimonio de 50 casas y 200 ranchos.

Don Neto está en prisión domiciliaria (Foto Especial)
Don Neto está en prisión domiciliaria (Foto Especial)

El Jefe de jefes tenía 43 años entonces y estaba en el apogeo de su carrera delictiva como el primero en exportar cocaína desde México y obtenida de Colombia. En aquel año de 1989 se indicó que traficaba cuatro toneladas cada mes.

De toda esa fortuna que le fue atribuida, a Félix Gallardo ahora le invaden los padecimientos de salud.

Inicialmente fue condenado a cuatro décadas encerrado, pero luego de una década se ordenó otro juicio que finalmente concluyó en 2017 y dejó la cifra en 37 años por los mismos cargos cometidos contra el agente de la DEA y el piloto mexicano Alfredo Zavala.

En 2016, a Don Neto le fue concedido el arresto domiciliario por problemas de salud.

Caro Quintero es el único de los tres que sigue libre (Foto: Archivo)
Caro Quintero es el único de los tres que sigue libre (Foto: Archivo)

Su compañero en la organización, Caro Quintero, huyó a Costa Rica, donde fue arrestado en abril de 1985. Tras ser extraditado a México, fue juzgado y condenado a 40 años de prisión, pero en agosto de 2013 un tribunal ordenó su liberación. Desde entonces ha esquivado a la justicia y se desconoce su paradero, la recompensa por datos que lleven a su captura ronda los 20 millones de dólares.

SEGUIR LEYENDO:

Caso “Kiki” Camarena: nuevas sospechas reviven un caso que marcó el rumbo del narco en México

Fue “el Jefe de jefes” del narco, hoy pasa sus días casi ciego y sordo en una prisión: la caída de Miguel Ángel Félix Gallardo

De policía a narco: cómo se convirtió Miguel Ángel Félix Gallardo en el “Jefe de Jefes”

“El Jefe de Jefes” nunca fue Félix Gallardo, el verdadero cabecilla del Cártel de Guadalajara era otro: Héctor Berrellez

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí