El primer ministro de Australia, Scott Morrison.  AAP Image/Dean Lewins via REUTERS
El primer ministro de Australia, Scott Morrison. AAP Image/Dean Lewins via REUTERS (STRINGER/)

La Policía de Australia y Nueva Zelanda informaron este martes de la detención de más de 800 personas en el marco de un operativo internacional contra las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico, asesinato y otros delitos, en el que participó el FBI estadounidense.

El comisionado de la Policía Federal de Australia, Reece Kershaw, dijo a periodistas en la ciudad de Sídney que se cree que los presuntos criminales “son miembros de bandas de motociclistas, de la mafia australiana, de sindicatos delictivos asiáticos y de grupos delictivos graves y organizados”.

Las autoridades alegarán que “han estado traficando con drogas ilícitas en Australia a escala industrial”.

Las detenciones anunciadas este martes se dieron en el marco del operativo Ironside, que se apoyó en el uso de la aplicación encriptada AN0M para acceder a las comunicaciones cifradas utilizadas exclusivamente por la delincuencia organizada.

Armas incautadas por la Policía Federal de Australia durante su Operación Ironside contra el crimen organizado.   Australian Federal Police/Handout via REUTERS
Armas incautadas por la Policía Federal de Australia durante su Operación Ironside contra el crimen organizado. Australian Federal Police/Handout via REUTERS (AUSTRALIAN FEDERAL POLICE/)

Mediante esta aplicación, usada por miembros del FBI de manera encubierta, presuntamente se accedió a mensajes que incluían tramas de asesinato, tráfico masivo de drogas y distribución de armas.

En Australia, se han detenido a unos 224 presuntos criminales en 525 registros policiales en todo el país, así como se han cerrado seis laboratorios clandestinos y evitado que se ejecuten 21 amenazas de muerte hasta la fecha, según el comisionado policial.

“Hemos detenido a los presuntos responsables de estos delitos. Hemos evitado los tiroteos y hemos frustrado la delincuencia grave y organizada confiscando sus riquezas mal habidas”, dijo Kershaw, quien recordó que Australia es un mercado ilegal atractivo para las mafias por el alto precio de la droga.

En virtud de este operativo, que comenzó en 2018, las autoridades policiales han decomisado hasta la fecha un total de 3,7 toneladas de drogas, 104 armas de fuego y unos 34,9 millones de dólares en efectivo.

Una persona es detenida por la Policía Federal Australiana después de su Operación Ironside contra el crimen organizado.   Australian Federal Police/Handout via REUTERS
Una persona es detenida por la Policía Federal Australiana después de su Operación Ironside contra el crimen organizado. Australian Federal Police/Handout via REUTERS (AUSTRALIAN FEDERAL POLICE/)

La Policía australiana informó de que se esperan anuncios de otras detenciones en Australia y en una veintena de países en conexión con la operación Ironside.

“Hoy, el Gobierno australiano, en el marco de una operación mundial, ha asestado un duro golpe a la delincuencia organizada, no sólo en este país, sino que tendrá eco en todo el mundo”, dijo el primer ministro del país oceánico, Scott Morrison.

Por su lado, la Policía de Nueva Zelanda informó en un comunicado que detuvo a 35 presuntos criminales en todo el país, así como decomisó dinero en efectivo, drogas, vehículos, barcos, entre otros, en el marco del operativo, que calificó como el “más sofisticado del mundo contra el crimen organizado”.

Con información de EFE

SEGUIR LEYENDO:

EEUU recuperó parte del rescate pagado por Colonial Pipeline a hackers rusos por el ciberataque al oleoducto

Qué se sabe de DarkSide, la banda de cibercriminales rusos detrás del ataque a uno de los grandes oleoductos de EEUU

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí