garcía harfuch-méxico-250920
Cuartoscuro (Cuartoscuro/)

La mañana del 26 de junio, un viernes que parecía parte de la rutina diaria, el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch salió un poco más tarde de lo normal en compañía de dos policías que más tarde perderían la vida.

Contó que viajaba en una camioneta blindada, con una escolta muy austera y a la 6:30 horas de la mañana. Poco antes de cruzar la calle Monteblanco, una camioneta de dos toneladas se atravesó al frente del vehículo en el que viajaban los funcionarios y asegura que “sabía en ese momento” que algo iba a suceder.

Yo venía bajando por Paseo de la Reforma y en un tope donde se para la camioneta se atraviesa una camioneta de tres y media toneladas, todavía no terminaba de pararse cuando ya estaba tronando el primer impacto en el parabrisas. Le siguieron muchísimos disparos más, fue un momento de mucha confusión, humo, polvo, etcétera”, detalló García Harfuch a El Universal.

El funcionario capitalino recordó que iba en el asiento del copiloto y Édgar, su escolta, conducía la camioneta blindada. Cuando cayó la lluvia de tiros, le pidió meter reversa.

REUTERS/Luis Cortes
REUTERS/Luis Cortes (LUIS CORTES/)

«Cuando vimos que la camioneta ya no funcionaba, la primera reacción fue disparar a través del parabrisas, obviamente no salieron, quedaron incrustados los balazos en el parabrisas. Yo me paso hacia atrás después de los primeros disparos, tomo una arma larga y es cuando soy impactado en el brazo derecho. Ahí, Rafael [otro escolta] estaba pidiendo auxilio, hace un quejido muy leve y pierde la vida”, relató.

Entre la ráfaga, que resultó ser de 400 balas, el secretario no podía ver nada. Al interior de la camioneta había demasiado humo y, por un lapso de más de dos minutos, los impactos de los proyectiles de presuntos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) “fue muchísimo tiempo de disparos. Se sintieron horas”.

La rápida reacción de la policía tras el ataque le permitió sobrevivir, pues, asegura, 10 segundos más de balas le hubieran quitado la vida. En total, el secretario tuvo siete heridas: las de tres balas directas y otras cuatro lesiones grandes producidas por las esquirlas de los proyectiles.

El otro agente que lo acompañaba se llamaba Rafael O. fue quien pidió apoyo por radio antes de perder la vida por 15 impactos. Por su parte Edgar G. falleció luego de que nueve balas lo alcanzaron.

omar garcia harfuch-mexico-28072020
Foto: Fb Omar García Harfuch

El ataque fue orquestado por miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), grupo que García Harfuch considera que no representa un peligro para la Ciudad de México, pues carece de una estructura sólida, “sus células interactúan con otras bandas de la capital para delinquir”.

Respecto a qué tan considerable es la presencia del CJNG en Ciudad de México, el funcionario aseguró que “han habido células que hemos detenido, se le han asegurado armas largas, estupefacientes, droga, inmuebles, etcétera. ¿Qué tan fuerte es? Hoy no la tenemos como una amenaza real para la Ciudad de México”.

Lo que sabemos es que hay células de estas organizaciones delictivas que tienen contacto con otras locales, que realizan venta de droga, extorsión u otros delitos”, concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Las impactantes revelaciones de Anabel Hernández sobre Tomás Zerón y Omar García Harfuch, en la desaparición de los 43 normalistas

Así se habría planeado y ejecutado el atentado contra Omar García Harfuch

Atentado contra Omar García Harfuch: 12 personas fueron arrestadas

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí